Buenos Días

Hiroshima

09.08.2015 | 04:00
Francisco Valero

Y Nagasaki, cuya efeméride no genera tantos ríos de tinta, pero recibió la segunda (fat man) y sufrió más de 70.000 muertos precisamente un día como hoy hace 70 años. El horror se midió en un instante: una bomba, una bola de fuego y una nube de hongo. Un solo ataque que apenas alcanzó el 1% de las muertes que hubo en la Segunda Guerra Mundial, pero que marcó la geopolítica y derivó en otra era con un mundo partido en dos. Hiroshima es otro envés de la historia de la humanidad escrito con sangre y es también, por cierto, un sobrio relato periodístico que retrata la infamia sin ninguna argucia lacrimosa, antisensacionalista y tan aséptico que hiere, como nos enseñó Arroyas. Excúlpenme esta mirada pesimista en este ´Buenos días´, pero detesto el mensaje almibarado –como también el fatalista– como si se pudiera desterrar la condición humana en dos sesiones de buenismo. Recordemos para cambiar, pero huyamos del adanismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine