Punto de vista

Rebajas en el impuesto sobre sucesiones y donaciones

08.08.2015 | 04:00
Javier Lorente

Llegó el verano y con él las rebajas. El Gobierno de la Región de Murcia ha querido sumarse a la tendencia de dejar unos euros más en el bolsillo de sus ciudadanos y, haciendo uso de su potestad legislativa, el pasado jueves aprobó varios beneficios fiscales en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. En Sucesiones quizás lo más reseñable de esta reforma es la aprobación de una deducción del 50% en cuota para las herencias recibidas por ascendientes, descendientes y cónyuges sin límite de edad ni de cuantía, que se suma a la deducción del 99% en cuota que ya existía para los descendientes menores de 21 años. Asimismo, y con el fin de dinamizar la economía y la creación de empleo, se ha introducido una nueva reducción del 99% en base imponible para el caso de heredar inmuebles y afectarlos a una actividad económica. Con este mismo fin también se ha mejorado la reducción del 99% en base imponible que ya existía para el caso de heredar dinero en metálico e invertirlo en una actividad económica, eliminándose el límite cuantitativo de 300.000 euros –450.000 euros para discapacitados– que existía con anterioridad. En lo que respecta a Donaciones, se ha introducido una novedosa deducción del 50% en cuota para las donaciones de cualquier tipo de bien a favor de ascendientes, descendientes y cónyuges sin límite de edad ni de cuantía, de manera análoga a la deducción aprobada para las herencias. Parece, que la voluntad del legislador ha sido la de equipar las donaciones y las herencias a los efectos de este beneficio fiscal. También se han mejorado las reducciones del 99% en base imponible que ya existían para la donación entre padres, hijos y cónyuges, tanto de dinero en metálico como de inmuebles que sean invertidos en la empresa del donatario, eliminándose también el límite cuantitativo de 300.000 euros -450.000 euros para discapacitados- que existía antes. Sin perjuicio de los incentivos abordados en esta reforma, la normativa regional ya preveía otros mecanismos para mitigar la tributación por este impuesto en las herencias o donaciones de ciertos bienes, destacando la reducción del 99% en base imponible para la transmisión de una Empresa Familiar, incentivo que deviene fundamental para garantizar que la fiscalidad no sea una barrera en la continuidad de estos negocios cuando acontece el relevo generacional. El Gobierno regional ha dado un paso adelante para comenzar a aliviar la carga fiscal que soportan los ciudadanos. Esperamos que no sea el último si la evolución de la economía lo permite. Mientras tanto, a la vista de los incentivos expuestos, y dados los diversos requisitos exigidos para la aplicación de los mismos, sigue siendo recomendable realizar un análisis pormenorizado para evitar imprevistos que puedan suponer un daño irreparable en el patrimonio de los contribuyentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine