La España real

07.08.2015 | 04:00
La España real

Se levanta a las seis y media de la mañana desde hace dos años para ponerse a trabajar. Está frente a su ordenador hasta la hora de comer, para lo que invierte no más de media hora, y luego continúa un par de horas más. Parte de las tardes las dedica para sí. Y hasta ahora, después de cenar, seguía haciendo cosas del trabajo hasta pasadas las doce.

Paga sus (excesivos) impuestos religiosamente, porque le ha tocado ser autónoma, y no se queja. Porque nunca lo hace, al contrario, pone buena cara y se siente muy afortunada. Y sigue siendo mileurista, aunque trabaja más horas que antes, muchas más de las cuarenta semanales. Pero el Gobierno habla de que la economía va a todo trapo, aunque lo que importa es lo que uno cobra a fin de mes y, por mucho que Rajoy, Montoro o De Guindos digan, ahora somos mucho más pobres que antes. Tal vez ellos no, pero la mayoría de los españoles lo somos. Menos mal que
España va bien.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine