La Opinión de Murcia » Última hora
Día de la mujer trabajadora

Las españolas, las que más retrasan la maternidad

Casi 400.000 mujeres trabajan con jornada parcial para conciliar, frente a los 15.200 hombres que lo hacen

06.03.2013 | 13:28

Las mujeres tienen hijos cada vez más tarde. El cambio, un fenómeno que se está produciendo en toda Europa, se percibe de forma más nítida en España. Según el informe 'El paro femenino en España' elaborado por el sindicato UGT, las mujeres españolas son madres por primera vez, con 31,5 años de media. Muy de cerca se sitúan las italianas, con una media de 31,4 años. Bulgaria, por su parte, presenta la edad media más temprana para ser madre, con 27,1 años.

UGT explica además que durante los años de crisis se ha producido un descenso progresivo en el disfrute de permisos por maternidad, paternidad y excedencias por cuidado de hijos. La mayoría de los permisos de maternidad y excedencias por cuidado de hijos siguen siendo solicitados por mujeres.

El sindicato denuncia además que la precariedad laboral sigue afectando en mayor medida a las mujeres, a las que se les hacen menos contratos indefinidos, más temporales y más contratos a tiempo parcial.

En España 399.600 mujeres trabajan con jornada parcial para poder atender a sus familiares, frente a los 15.200 hombres que disponen de esta jornada, lo que indica que por cada 26 mujeres que compatibilizan ésta con sus obligaciones familiares sólo un hombre lo hace.

Así, en 2012, de los 140.200 nuevos ocupados registrados a jornada parcial, el 72,32 % fueron mujeres, hasta sumar un total de 1.969.400, frente a las 1.868.000 de un año antes.

En España el 52% de las mujeres trabaja a tiempo completo y el 48% a tiempo parcial.

Así lo refleja el VII Informe del Perfil de la Mujer Trabajadora: una radiografía de la situación laboral de las mujeres en España, elaborado por la empresa de gestión de Recursos Humanos Adecco.

El perfil de la mujer trabajadora es el de una española de entre 18 y 30 años, con estudios elementales y contratada en el sector servicios a jornada completa.

No obstante, las mujeres de más de 40 años continúan aumentando en el número de contrataciones (23,8 %), lo que confirma el incremento registrado en los últimos años del número de amas de casa que se incorpora al mercado laboral, bien para aportar un ingreso extra o bien porque su cónyuge se ha quedado en paro.

26,55% de paro

El pasado año la tasa de desempleo femenino fue del 26,55%, 3,23 puntos porcentuales más que en 2011, mientras que la tasa de actividad femenina (quienes buscan empleo) continuó avanzando hasta alcanzar el 53,39 % y la masculina se contrajo hasta el 66,93 %, debido al desánimo de los parados de larga duración.

Desde el comienzo de la crisis, en 2008, el papel de la mujer ha sido fundamental para salvaguardar la economía doméstica "golpeada" por la recesión.

Así, la principal incorporación de la mujer ha venido por parte de las amas de casa, que han abandonado progresivamente las labores domésticas para buscar un empleo fuera de sus casas.

Los datos así lo demuestran y, ya en 2009, se incorporaron más de 100.000 amas de casa al mercado laboral; 170.000 en 2010; 195.500 en 2011; y más de 60.000 en 2012.

Es decir, más de medio millón de mujeres que han cambiado el trabajo doméstico por el laboral desde el inicio de la crisis.

El informe señala que pese a que la gran mayoría de este colectivo querría trabajar a tiempo completo, la realidad es bien distinta y 1.969.400 de ellas lo hacen a tiempo parcial, frente a 629.300 hombres.

Según datos del INE, 1.143.000 de estas mujeres tienen un contrato a tiempo parcial porque no encuentra otro tipo de contrato, y sólo 142.100 lo tienen porque realmente lo quieren, brecha que se ha ampliado respecto a 2011.

Trabajo y familia

Los datos van más allá y reflejan que, a pesar de las políticas de igualdad, las desigualdades entre sexos en el ámbito familiar y laboral "siguen siendo latentes", afirmación confirmada por los datos ya que por cada 26,3 mujeres que compatibilizan su jornada a tiempo parcial con la atención a los miembros de su familia, tan solo un hombre lo hace.

En el informe también se recuerda que en España ya hay 1.833.700 hogares con todos sus miembros en paro, situación que estimula la incorporación de las mujeres al mercado laboral.

Si se analiza el paro femenino en función de su formación, se aprecia "claramente" cómo la crisis ha afectado profundamente a las mujeres con menor cualificación y, así, el porcentaje de mujeres en paro sin estudios alcanza el 65,16 % frente al 8,25 % de las que tienen doctorado.

En el informe se recuerda que la delicada situación del mercado laboral ha dado lugar a la destrucción de 990.600 puestos de trabajo a jornada completa en 2012, de los que el 38,65 % eran de mujeres (382.900).

Tiempo parcial

Al mismo tiempo, el mercado laboral ha apostado por la contratación a tiempo parcial como una forma de flexibilidad para las empresas y es ahí donde las mujeres han cobrado un papel prioritario.

Así, al analizar los motivos por los que las mujeres optan por la jornada reducida aparecen, según Adecco, importantes diferencias entre sexos que demuestran que generalmente son las mujeres las encargadas del cuidado de niños o de la atención a familiares enfermos, con discapacidad o mayores.

Por edades, las mujeres entre 35 y 44 años son las que más optan por este tipo de contratos (203.800), periodo de tiempo en el que suelen ser madres o tener familiares mayores a su cargo.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica