El Belén de los hermanos Griñán ilumina Noruega

Un espectacular nacimiento elaborado por los hijos del artesano Jesús Griñán, de 50 metros cuadrados y más de 300 piezas, preside por segundo año consecutivo la entrada a la Iglesia Luterana de la ciudad de Drammen

17.12.2017 | 04:00
El Belén de los hermanos Griñán ilumina Noruega

La actividad que desde hace más de tres décadas desarrolla Belenes Murcia SL-Jesús Griñán no solo acapara elogios procedentes de la Comunidad Autónoma de Murcia. También goza del reconocimiento de países extranjeros que, como sucede con Noruega, no dudan en disfrutar de sus espectaculares obras de arte. A este país nórdico, y más concretamente a la ciudad de Drammen, se desplazaron por segundo año consecutivo Manuel, José y María Jesús -los encargados de heredar de su padre la pasión por este antiguo oficio- para montar un espectacular Belén, de 50 metros cuadrados y más de 300 piezas, que desde el pasado 3 de diciembre preside la entrada a la Iglesia Luterana de la mencionada ciudad noruega.

Todo empezó, afirma Manuel, «a través de la iniciativa del Padre Lars, que fue destinado a España hace siete años y estuvo viviendo tres en Torrevieja». «En el periodo de Navidad visitó los Belenes típicos que hacemos en España, quedando impresionado de la belleza de las imágenes evangélicas que decoran nuestros Belenes, puestas en escena con su ambiente natural de paisajismo. Cuando regresó a su país natal, quiso trasladar la costumbre de montar el Belén típico nuestro a su ciudad», rememora.

Fue tal el impacto, fruto de la magnitud, el realismo y la belleza de estos nacimientos -en los que no faltan las casas, el castillo, los puentes, el lago egipcio, las montañas, el río, etcétera-, que el pasado año pidió a los hermanos Griñán que le fabricaran un belén con el que poder deleitar a los habitantes de Drammen.

Las principales novedades de este año consisten en la reproducción de la popular fuente del Santo Hallvard, que está instalada en la ciudad, así como en la incorporación de una colección de cinco familias para el empadronamiento, con sus niños incluidos.

De la apertura de este Belén ´made in Murcia´, Manuel Griñán solo tiene buenas palabras: «Fue algo fantástico ver a todo un pueblo alrededor del Belén impresionado, dando las gracias por poderles ayudar en esta iniciativa. Y nosotros, unos humildes murcianos en un gran país, nos emocionamos al darnos cuenta de la grandeza que tenemos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine