Tensión en el Índico

La seguridad privada evita que los piratas asalten otro atunero vasco

 
Imagen de archivo (sin fecha) del atunero vasco ´Txori Gorri´, perteneciente a la empresa bermeana Inpesca
Imagen de archivo (sin fecha) del atunero vasco ´Txori Gorri´, perteneciente a la empresa bermeana Inpesca 

El pesquero español 'Txori Gorri' fue perseguido durante casi media hora por un esquife y tuvo que maniobrar para eludir el acoso

AGENCIAS La ministra de Defensa, Carme Chacón, confirmó ayer que los agentes de seguridad privada embarcados a bordo del atunero vasco 'Txori Gorri', que faena en el Océano Índico, consiguieron disuadir un posible ataque pirata.
En unas breves declaraciones en los pasillos del Congreso, Chacón explicó que "la seguridad privada que llevaban a bordo ha ejecutado la disuasión necesaria", sin aportar más detalles sobre las características del incidente. También remarcó la ministra que actualmente "todos nuestros buques están faenando con seguridad privada".
El Gobierno tuvo conocimiento de lo ocurrido a través del COVAN (Centro de Operaciones de Vigilancia Marítima de la Armada), apuntó la responsable de Defensa.
Uno de los tripulantes del atunero 'Txori Gorri' relató ayer que el pesquero fue perseguido durante casi media hora por un esquife y que tuvo que maniobrar para eludir su acoso, aunque dijo que no ha corrido "ningún tipo de peligro".
Francisco, primer oficial de puente del 'Txori Gorri', explicó que los miradores del pesquero avistaron con los prismáticos a un barco madre, situado a unas ocho millas del pesquero, que arriaba al agua dos esquifes de color blanco y que uno de ellos inició la persecución del atunero. Dijo que el esquife llevaba una velocidad de 22 nudos y que el 'Txori Gorri' abrió máquinas, cambió de rumbo y realizó "maniobras evasivas" hasta que logró que abandonaran la persecución "en menos de media hora".
"Nos venían ganando un poco de terreno pero han abandonado a seis millas del barco, casi 12 kilómetros", apostilló.
Francisco manifestó que llevan a bordo a cuatro agentes de seguridad privada que "estaban en su puesto, preparados para lo que pudiera ocurrir", pero precisó que el esquife no llegó a estar a la vista y que el barco "no corrió ningún tipo de peligro".
Además de estos cuatro agentes, la tripulación del atunero está formada por 30 hombres que -exceptuando al patrón y al capitán- se dirigieron entonces al interior del barco, "bajo la línea de flotación", como medida de seguridad.
"Nos ha llamado el capitán, que estábamos fuera de peligro, hemos subido de vuelta y hemos iniciado las faenas de pesca otra vez, con normalidad, bueno, con normalidad entre comillas", dijo Francisco.
El 'Txori Gorri' se encuentra ahora en aguas de Seychelles, al oeste de las Almirante, y a unas 200 millas de las aguas somalíes.
Por su parte, el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, reiteró ayer la necesidad de que la Armada española proteja a los barcos pesqueros que faenan en el Océano Índico para evitar "nuevos sustos" tras el fin del secuestro del 'Alakrana', como el ocurrido ayer con el 'Txori Gorri'. Además, consideró que el Gobierno vasco "padece también la mala gestión" del Ejecutivo central sobre este tema.
El dirigente popular'explicó que no "cuestiona" la vigilancia privada que empiezan a llevar ahora los buques que operan en la zona del Índico, pero precisó que ésta no aporta "la máxima seguridad". Basagoiti manifestó que su partido no desea que lo ocurrido con el 'Alakrana' "vuelva a suceder", por lo que pidió que se informe "de lo que no ha hecho bien el Gobierno de Zapatero".
"No queremos que volvamos a estar lamentándonos de un secuestro como éste, ¿qué más hace falta para que Zapatero se dé cuenta de que hace falta la máxima protección para los barcos?", se preguntó.

¿Juerga con el dinero de España?
Ocho piratas se casaron en Haradhere nada más cobrar el dinero pagado por España para liberar al 'Alakrana', según indicaba ayer el diario 'El Mundo'. Haradhere, tal y como informaba el citado periódico, es un pueblo de 6.000 habitantes que dio una fiesta para celebrar el botín conseguido.
'El Mundo' señala que, además de los enlaces de ocho de los piratas, la ciudad se llenó de prostitutas que tenían "como objetivo" a los líderes piratas, que se llevan la mayor parte del dinero del rescate. "Los fuegos artificiales para celebrar la inyección financiera son los disparos de los kalashnikov", añade el rotativo español. E incluye el testimonio de un muchacho que sueña con ser pirata: "Sé nadar y disparar. Quiero ser uno de ellos", afirma.

  HEMEROTECA

  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN DE MURCIA |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopiniondemurcia.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondemurcia.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya