Restaurante

Los Arroces de Segis se enfrenta a una multa de hasta 20.000 euros por tener un matadero clandestino de conejos

Las autoridades sanitarias de Seguridad Alimentaria indican que el expediente que se ha abierto supone una infracción muy grave al haberse detectado cerca de una decena de irregularidades

07.07.2017 | 09:02
Conejos degollados que encontraron los inspectores y los agentes del Seprona en el sótano del local.

El restaurante Los Arroces de Segis, situado en la carretera de Santa Catalina de Murcia, se enfrenta a una multa que puede ir desde los 5.001 euros y hasta los 20.000 tras haberse clausurado el matadero clandestino de conejos que tenía en el sótano. El jefe del servicio de Seguridad Alimentaria y Zoonosis de la Consejería de Salud, Jesús Carrasco, ha confirmado a esta Redacción que tras la inspección que realizaron hace unas semanas junto a los agentes del Seprona de la Guardia Civil se le ha abierto al local un expediente sancionador por infracción muy grave debido a que se estaban cometiendo cerca de una decena de infracciones.

Como ya adelantó ayer LA OPINIÓN, el sótano de este conocido restaurante de Murcia ha sido clausurado tras una operación en la que se descubrió que estaba siendo utilizado como matadero clandestino de conejos para su uso en el propio establecimiento.

Tras el aviso dado por un particular, los responsables sanitarios acudieron junto al Seprona a este local, quienes al intentar acceder al sótano vieron cómo varias personas bloquearon la puerta desde dentro para proceder a matar a los más de un centenar de conejos que tenían allí almacenados degollándolos. Por ello, se procedió al cese de la actividad ilegal que se estaba desarrollando y a la inmovilización de la carne, ya que no se seguían los criterios establecidos por las autoridades sanitarias para el cuidado y sacrificio de animales.

No obstante, desde la Consejería de Salud indican que el local sigue abierto al público, ya que únicamente se ha cesado la actividad que se desarrollaba en el matadero ilegal de conejos.

El expediente sancionador que se está tramitando desde Seguridad Alimentaria por este caso incluye cerca de una decena de infracciones entre las que destaca que el local estaba funcionando de forma clandestina; no reunía las condiciones higiénicas exigidas; no se ha acreditado el origen de estos animales; el sótano no disponía de cámaras frigoríficas para el almacenamiento de la carne; no se usaron métodos para evitar el sufrimiento animal y no había un veterinario presente en el momento del sacrificio, como establece la Ley, entre otras irregularidades.

Desde la Consejería de Agricultura informaron ayer de que ellos no han iniciado otro expediente, ya que todo lo está llevando Salud Pública, a lo que añadieron que «si se determina la existencia de maltrato animal, en el caso de que no se haya producido la muerte mediante aturdimiento, se procederá a incoar el correspondiente expediente sancionador».

Los responsables del establecimiento guardan silencio

Uno de los responsables de Los Arroces de Segis, con el que se puso ayer en contacto este periódico, prefirió no hacer declaraciones sobre este asunto. El local, en la pedanía de Santo Ángel, es uno de los más conocidos del municipio, y su especialidad, como su nombre indica, son los arroces. Pertenece al grupo Mi Casa, que cuenta con establecimientos en Madrid, Alicante y Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine