Universidad

Medicina se convertirá en la 'ventanilla única' de la UMU

El edificio de la Convalecencia sólo albergará el Rectorado y el Consejo Social

22.05.2017 | 04:00
El vicerrector de Economía, José María Abellán, con los planos de la ubicación de los servicios en la facultad de Medicina y Enfermería.

La primera fase de las obras en la facultad comenzarán en agosto y se espera que acaben en marzo de 2018

La facultad de Medicina y Enfermería se va a convertir, a partir del próximo año, en la 'ventanilla única' de los servicios generales de la Universidad de Murcia (UMU), al acoger, en su tercera planta, los despachos que ahora están en el edificio de la Convalecencia y en la calle Escopeteros.

Sobre una superficie útil de 2.621 metros cuadrados, en la planta en forma de aspa, los distintos servicios se distribuirán en el ala norte y sur del edificio, unidas por un cuerpo exagonal en el centro. La universidad prevé invertir, todo de fondos propios, 2,2 millones de euros en esta primera fase, que es el presupuesto de licitación del proyecto.

La intención es comenzar las obras en agosto con las tareas de demolición, y a partir de entonces, siete meses de trabajos. Si se cumplen los plazos, en marzo de 2018 ya podrán trasladarse los trabajadores de la secretaría general, la gerencia, contratación, recursos humanos y gestión económica, entre otros, a sus nuevo despachos. En esta primera etapa se moverán 120 personas.

Sin embargo, y contrariamente a lo que en principio había previsto, el Rectorado continuará en este edificio. El rector y el presidente del Consejo Social continuarán con sus despachos de atención permanente en la Convalecencia, si bien dispondrán de un espacio en Espinardo.

El vicerrector de Economía, Sostenibilidad y Ciencias de la Salud, José Mª Abellán, explica que tres son las razones principales que han llevado a poner en marcha esta propuesta. «En la actualidad los espacios de la facultad de Medicina y Enfermería están infrautilizados, porque gran parte del profesorado está en el campus de Ciencias de la Salud de El Palmar», comenta.

Además, argumenta que el de Medicina es un edificio antiguo, que fue construido en 1976. «Con la rehabilitación se va a poder modernizar y lograr, entre otras cosas, el ahorro de energía eléctrica, y que servicios como el de cafetería, control de accesos o la vigilancia sean de más calidad».

Y en tercer lugar, «y tal vez el argumento de mayor peso», es que se produce una anomalía pues la mayor parte de los usuarios de la Universidad, entre el 75 y 80%, están en Espinardo, mientras que la mayoría de los servicios están en el campus de Murcia».

Con este traslado, pues, se lograría reequilibrar la situación, «incrementado el bienestar de toda la comunidad universitaria, ahorrándoles costes y molestias en materia de desplazamientos y tiempo», insiste el vicerrector.

Debate

Aunque al principio no estaba previsto, la Junta de Gobierno de la UMU accedió en su reunión del 13 de mayo a «oír al Claustro de esta institución antes de decidir sobre el traslado al edificio de las facultades de Medicina y Enfermería, en Espinardo, de los órganos y servicios centrales ubicados actualmente en Convalecencia y otros inmuebles próximos».

El Claustro para debatir el traslado será el miércoles, 24 de mayo, a partir de las 11 horas, en la Facultad de Veterinaria del Campus de Espinardo.

El vicerrector considera que las reticencias de algunos sectores se debe a que siempre hay personas «que no quieren moverse» y al temor a que haya pérdida de presencia institucional en Murcia de la Universidad, «lo que no va a ocurrir», insiste.

Tras escuchar al Claustro, el proyecto volverá de nuevo a la Junta de Gobierno de la UMU, que una vez lo apruebe, lo remitirá al Consejo de Gobierno de la Comunidad para su visto bueno definitivo.

Ciencias de la Salud, ralentizado

No va tan deprisa como les gustaría. El campus de Ciencias de la Salud de El Palmar, de la Universidad de Murcia, que tiene que acoger en un futuro todos los departamentos y personal de esta disciplina, está encontrando varios problemas que le impide llevar a cabo las obras necesarias.

Hace casi año y medio el Ayuntamiento de Murcia cedió a la Universidad de Murcia (UMU) una parcela de 18.000 metros cuadrados para la ampliación de este Campus. Un terreno que se suma a la parcela ya existente en el campus de cerca de 48.000 metros cuadrados, y en cuyos edificios ya trabajan habitualmente varios centenares de investigadores y docentes. Allí están el Centro de Experimentación Biomédica (CEIB), y los Laboratorios de Investigación Biosanitaria (LAIB).

El vicerrector de Economía explica que el proyecto del Aulario está a punto de recibir la licencia de obras; y que están a la espera de la licencia municipal para el camino de acceso alternativo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine