Estudio

La presión logra que los jóvenes deportistas dejen de divertirse

16.08.2016 | 09:14

Los adolescentes que tienen expectativas de llegar a la élite de un deporte ejercen más presión sobre sí mismos. Esto les puede conducir a una pérdida de diversión e ilusión debido a «la carga inevitable que acaban asumiendo», según Aurelio Olmedilla, psicólogo deportivo y director del Servicio de Actividades Deportivas de la Universidad de Murcia.

En estos casos, los jóvenes pueden llegar a dejar de obtener buenos resultados y, entonces, éstos no encajan con la exigencia autoimpuesta. Entran en un bucle en el que empiezan a sentirse atrapados, desciende su rendimiento y nace el síndrome de burnout o del «quemado».

La psicóloga señala que el deporte está muy profesionalizado, que los adolescentes lo ven como una salida laboral. Otra cuestión importante «es saber explicar el criterio del éxito y el fracaso en el deporte».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine