Ya es tarde

Rocky sólo intentaba salvar a su dueño

Sospechan que las heridas que el perro hizo a su amo en Beniaján al intentar socorrerlo le provocaron, de forma involuntaria, la muerte - El can fue sacrificado el día 30 de mayo

03.06.2016 | 08:37

Rocky, el perro que fue llevado a Zoonosis el 14 de mayo después de determinarse que había atacado hasta la muerte a su dueño, Juan Antonio, en su huerta de Beniaján, fue sacrificado el pasado lunes.

El pastor belga pasó 14 días en el denominado Sistema de Licencia Antirrábica, para comprobar si el supuesto ataque se había debido a un brote de rabia, pero lo que se comprobó es que Rocky no sufría esta enfermedad. El siguiente paso legal era ver si alguien quería adoptarlo, pero, dadas las circunstancias (se decía que había matado nada menos que a su dueño a mordiscos), se descartó la idea. Después se llamó a la familia del difunto, para ver si querían acoger al can, y no lo quisieron. Rocky fue 'condenado a muerte' por un crimen que, según ha trascendido ahora, parece que fue un homicidio involuntario.

El Juzgado de Instrucción Número 2 de Murcia (de guardia el día del siniestro) ya ha archivado el caso, apuntaban ayer fuentes judiciales. La autopsia de Juan Antonio, por otro lado, reveló que el hombre había fallecido por un shock hipovolémico, que es una afección en la que la pérdida de sangre y líquido hace que el corazón sea incapaz de bombear suficiente sangre al cuerpo. Este tipo de shock puede hacer que muchos órganos dejen de funcionar.


Levantamiento del cuerpo de Juan Antonio, de 70 años de edad, el 14 de mayo en Beniaján. FOTO: EFE

Sin embargo, el hombre (que, según fuentes de la investigación, sufría distintas afecciones y había pasado recientemente una enfermedad seria) no presentaba ninguna herida mortal de necesidad. El perro no atacó a la yugular ni a ningún órgano vital. Sí tenía Juan Antonio desgarros en los antebrazos, heridas que presumiblemente le hizo Rocky al intentar arrastrarlo, en el caso de que sufriese un desvanecimiento en la zona de huerta, apartada, donde se encontraban. El hecho de que el can se encontrase «muy agresivo» cuando los servicios sanitarios llegaron al lugar podría deberse, en este sentido, a la situación de tensión, al ver lo que había ocurrido a su dueño. La muerte fue por desangramiento. La intencionalidad o no de Rocky seguirá siendo un misterio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine