Tribunales

Anulan el despido de un vigilante que daba artes marciales estando de baja

28.01.2016 | 04:00

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJ) ha confirmado la sentencia de un Juzgado que declaró improcedente el despido del empleado de una empresa de seguridad que fue acordado por ésta al descubrirlo dando clases de artes marciales cuando se encontraba de baja. La sentencia señala que no se ha probado que cobrara dinero alguno y que, además, su labor se limitaba a colaborar con el profesor que daba esas clases y que percibía una cantidad por cada alumnos.

El TSJ comenta, por otra parte, que este trabajador, que prestaba sus servicios como vigilante en un hospital de Murcia, se encontraba de baja por depresión, por lo que esa colaboración, que prestaba de manera altruista, en la impartición de las clases de artes marciales «no era contraproducente para su curación, sino todo lo contrario». Dice la Sala que esta actividad del despedido fue descubierta por un detective privado, que se personó en las instalaciones deportivas donde eran impartidas las clases y que se encuentran ubicadas en una pedanía murciana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine