Universidad de Murcia

La salida del gerente de la UMU, un gesto hacia el PAS

Las medidas de control al personal de administración y servicios y la intención de hacer un cambio en las escalas profesionales habían generado malestar

22.10.2015 | 08:55
Francisco J. Pérez Guzmán

La destitución de Francisco J. Pérez Guzmán al frente de la gerencia de la Universidad de Murcia es, en gran medida, la respuesta del rector José Orihuela a los problemas que en este año y medio se han generado entre la gerencia y el personal de administración y servicios (PAS).

Diferentes fuentes universitarias confirman que en los últimos meses las diferencias de criterio entre Pérez Guzmán y el rector han tenido como uno de sus temas principales las medidas de control que el gerente quería seguir implementando al PAS, frente a una visión más flexible de Orihuela, que ya en su programa electoral recogía su intención de llegar a un modelo en el que el control de horarios en las oficinas fuera perdiendo peso frente a los objetivos cumplidos.

El otro foco de enfrentamiento con el PAS se ha centrado en la intención de crear nuevas especialidades técnicas de funcionarios. El proyecto fue presentado por Pérez Guzmán el pasado mes de septiembre a la mesa técnica de negociación del personal de administración. Su propuesta tuvo el rechazo sindical y CC OO llegó a enviar un comunicado muy duro contra esta idea de reforma de la organización de puestos presentada por Guzmán argumentando que ya existen categorías suficientes y que el proyecto sólo aumentaría gastos.

Este proyecto, por el momento, está paralizado. Según fuentes del Rectorado, será el próximo gerente, Tomás Jiménez, quien tome las decisiones. La otra gran razón que habría llevado a Orihuela a sopesar el cambio en el que seguramente es el puesto más importante del equipo rectoral es su intención de dar más agilidad a los procesos que coordina la gerencia.

Las fuentes consultadas indican que Pérez Guzmán es un hombre muy concienzudo en la toma de decisiones y en el control de gastos. Y esto, que para muchos es una gran virtud en el ámbito público, tiene según otras personas efectos negativos, ya que señalan que este exceso de celo habría impedido que algunos de los proyectos de José Orihuela no hayan ido tan rápido como él quisiera. Por eso el martes, cuando se hizo pública la destitución de Pérez Guzmán, el rector señalaba su voluntad de «dar un empuje a los proyectos» de la Gerencia y de que hubiera «mayor fluidez».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine