Polémica

El paso de la Costera Norte por la UCAM puede acabar en Fiscalía

Varios colectivos estudian llevar a los tribunales estas obras al considerar que los informes para su ejecución están "carentes de contenido"

27.09.2015 | 20:03
Las obras de la Costera Norte junto al monasterio de Los Jerónimos, sede de la UCAM.

Las obras de la Costera Norte siguen su ritmo y, actualmente, se están ejecutando en el entorno del monasterio de Los Jerónimos, sede de la Universidad Católica San Antonio de Murcia, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC). Varios colectivos relacionados con la defensa del patrimonio y la huerta, así como el partido Cambiemos Murcia quieren que estas obras se paralicen, al considerar que la Costera Norte puede contar con otro trazado que no perjudicara tanto a esta zona, por lo que están estudiando medidas legales para llevar esta cuestión a Fiscalía.
Así lo asegura el edil de Cambiemos Murcia Sergio Ramos a esta Redacción, quien destaca que el trazado de la Costera Norte dentro del entorno de protección del monasterio de Los Jerónimos se ha realizado «con dos informes favorables que ocupan medio folio y que carecen de rigurosidad ante el gran impacto que este vial provoca en el paisaje». Hay que recordar que el monasterio de Los Jerónimos fue declarado en 1981 monumento histórico-artístico de carácter nacional, posteriormente denominado BIC, y que el entorno de protección, incoado el 18 de marzo de 2011 y aprobado por el Consejo de Gobierno un año después, tiene el mismo grado de protección que el monumento.

La dirección general de Bienes Culturales indicaba en su resolución que «con esta delimitación se trata, por un lado, de que el BIC se lea como elemento configurador del espacio que es su entorno, y, por otro, evitar una alteración de las condiciones de percepción del bien y carácter del espacio que lo rodea».

Ramos también explica que «sorprende» que el día 25 de enero de 2012 la propia dirección general de Bienes Culturales emitiera una resolución favorable al trazado de los tramos de la Costera Norte que atraviesan el entorno de protección, alegando que «no existe afección visual que altere la contemplación e imagen del entorno de protección de la iglesia y monasterio de referencia, ni se alteran de modo alguno las condiciones de percepción de la iglesia, del monasterio, y del espacio que lo envuelve».

"Gran alteración del paisaje"

  • Y es que, tal y como se aprecia en la imagen, esa parte del entorno «ha sufrido una gran alteración paisajística con el trazado del vial», tal y como destaca el edil. Otro de los puntos en los que estos colectivos basan su intención de denunciar estas obras ante Fiscalía es que la separata de afección para realizar esta obra se ha realizado «sin consultar a las instituciones consultivas y sin una nueva aprobación por parte del Consejo de Gobierno, puesto que se trata de una modificación del entorno, apoyándose únicamente en dos informes que ocupan medio folio y donde no se ha tenido en cuenta la incidencia en el paisaje y el ambiente que recoge la Ley de Patrimonio».

Además, «se ha ignorado el informe del arqueólogo que indica que el expediente debe ser informado por catalogación por su afección a entorno de BIC, su proximidad al entorno de la Rueda de La Ñora, así como su proximidad al inmueble conocido como El Corralazo y su afección a la acequia de Churra la Nueva», según destaca Ramos. Encontrándose las obras prácticamente finalizadas, Cambiemos Murcia pide al alcalde de Murcia, José Ballesta, que se tomen urgentemente las medidas correctoras necesarias para integrar en todo lo posible la Costera Norte en un entorno «tan valioso y emblemático como el del monasterio de Los Jerónimos (recuperación de los espacios degradados, plantación de arbolado y eliminación de cableado y farolas altas), y que aclare cómo el Ayuntamiento piensa trazar el próximo tramo de este vial cuando, según los planos del Plan General, atraviesa transversalmente el monumento BIC del acueducto de la rueda de La Ñora y su entorno».

Por otro lado, Cambiemos Murcia recuerda que el pasado 13 de enero se conoció que la Sala de lo Contencioso del TSJ desestimaba el recurso que el Ayuntamiento había presentado con la intención de reducir el entorno de protección de las 106 hectáreas delimitadas a tan solo 27. El TSJ indicaba en su desestimación que «al estar el monumento sobre un altozano en el Valle del Segura viene a actuar como un elemento central del espacio que lo circunda y, por tanto, debe evitarse no solo que se modifiquen las condiciones de percepción del bien, sino el propio carácter del entorno que lo rodea, parte del cual no se encuentra urbanizado».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine