Fiestas

El carnaval de Cabezo no puede esperar

Las calles de Cabezo de Torres se llenaron de color en pleno mes de septiembre

28.09.2015 | 08:54
El carnaval de Cabezo no puede esperar

La comitiva de Don Carnal y Doña Cuaresma. Las calles de Cabezo de Torres se llenaron de color en pleno mes de septiembre. Las comparsas amenizaron la vuelta de vacaciones y el esperado carnaval de la localidad. A medio año del gran festejo, la fiesta, la música y los disfraces tomaron el control de la pedanía murciana.

­Al pasar la Calle Mayor de Churra, Cabezo de Torres comienza a asomar. Y si de por sí la distancia entre las dos pedanías es mínima, ayer las comparsas de la segunda se comieron el ligero trecho que las separa. Colores cantosos, gente por las calles y altavoces al máximo para convertir la banda sonora de este Medio Año Carnavalero en un masa heterogénea de clásicos y reggaeton. Vamos, que no era el mejor día para los fieles a la siesta del carnero. No así para los devotos de Don Carnal y Doña Cuaresma, que tuvieron su jornada de reivindicación.
Furgones aliñados de graffiti, remolques convertidos en guateques, un futbolín humano, Super Mario Bros en minimoto, surfistas sobre el asfalto, ríos de cerveza y charangas a la sombra del toldo de un bar. Algún lugareño despistado se asomaba por la ventana como preguntándose por qué febrero había llegado a Cabezo sin avisar.

De hecho, salvo por el sol dominante y los más de 30 grados que marcaba el termómetro –invitados previstos pero desubicados–, todos los elementos del carnaval que han convertido a la localidad en referencia nacional se sacudieron el polvo y salieron a la calle para recordar a sus vecinos lo que queda por venir. Máscaras, disfraces, charangas y 25 comparsas que desfilaron por la Avenida de Murcia, recorriendo las calles del Carmen, General Torres y Comunidad, para finalizar en el Jardín de la Constitución, lugar de reunión y festejo para las comparsas, que brindaron a Cabezo una gran fiesta nocturna para poner punto y final a esta particular celebración en su VI edición.

Desde 2010, las peñas carnavalescas de la pedanía murciana matan el mono con este pasacalles. «No pueden esperar», decía entre risas uno de los muchos vecinos que, silla en mano, decidieron bajar a la calle para vivir el ambiente festivo que empapó Cabezo de Torres desde el mediodía. Y es que hubo premio para los más madrugadores: una degustación arrocera gratuita en siete bares de la localidad.

Hoy, sus calles vuelven a la normalidad. Ya no hay música ni confeti, pero en el ambiente queda el mensaje que Don Carnal y Doña Cuaresma quisieron transmitir: la gran fiesta está a punto de empezar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine