14 de febrero de 2018
14.02.2018
Clima

Las cabañuelas auguran una primavera muy lluviosa

José Buitrago, el 'cabañuelo de Mula', asegura que el frío seguirá hasta finales de abril y que habrá tormentas fuertes

14.02.2018 | 04:00
José Buitrago, el Cabañuelo de Mula, augura una primavera fría y lluviosa.

Señala que los pequeños seísmos que se dan evitarán que haya uno grande.

El frío seguirá hasta finales del mes de abril, no de forma continuada pero sí con varios ciclos de frío que pueden llevar los termómetros bajo cero probablemente entre el 10 y 15 de marzo y la segunda semana de abril. Así lo aseguraba José Buitrago, el 'cabañuelo de Mula', quien ya adivinaba en el mes de agosto las fuertes nevadas y lluvias de los primeros meses del año. Para las próximas semanas afirma que seguirá el frío. «Este año hay que tener presente el refrán que dice que hasta el 40 de mayo "no te quites el sayo", al tiempo que confirma que la primavera será bastante lluviosa en el Levante español hasta finales de abril.

Buitrago explica que basa sus predicciones en las cabañuelas del mes de agosto, en días concretos relacionados con eventos religiosos y, principalmente, en la naturaleza durante todo el año. «Cada mañana miro al horizonte anotando información al respecto y todos los seres vivos de la naturaleza, flores y animales, van aportando aspectos concretos, así como el comportamiento del cielo con la estela que deja un avión, en las nubes, todo lo que nos rodea nos cuenta el tiempo que hará, sólo hay que saber interpretar estas señales y, si en algo me equivoco será por la mano del hombre», relata.

«No me siento orgulloso de saber interpretar algunos fenómenos, pero sí puedo tener la tranquilidad de que la naturaleza forma parte de todo y que sólo hay que saber escucharla», destaca. Las predicciones meteorológicas del muleño han ido más allá y junto con la observación del clima se atreve a destacar otros fenómenos como tornados o terremotos. «Estaba casi seguro que este año tendríamos un gran terremoto de hasta 4 ó 5 grados de intensidad pero la liberación de las placas con pequeños movimientos en las últimas semanas concluyen que no llegará. La naturaleza es muy sabia y, al igual de lo que nos rodea, pueden haber cambios».

«Aventurarse a hablar de días concretos es complicado pero llevo desde niño observando los cambios en el tiempo como lo hicieran mis antepasados y cada día aprendo nuevas maneras de observar los fenómenos que acontecerán», asegura.

Los próximos meses

Febrero: La segunda quincena tendrá cambios continuos de tiempo y el viento se hace protagonista por sus cambios y fuerza. A partir del día 17 bajan de forma generalizada las temperaturas y puede haber precipitaciones en forma de nieve a partir de 950 metros. A partir del día 20 el tiempo pasa a ser muy revuelto con vientos de Norte y rachas fuertes a muy fuertes por todo el territorio de la Región. Muy desapacible en Altiplano, Río Mula y Noroeste hasta fin de mes.

Marzo: Empieza el mes con cielos despejados y vientos que pudieran ser rachados y fuertes. Temperaturas bajas para la época, pero conforme se acerca mediados de mes cambia el viento y suben los termómetros. Se generaliza la nubosidad y hay riesgo de precipitaciones en forma de tormentas locales por toda la comunidad. Del 25 al 31, coincidiendo con la Semana Santa, inestabilidad acusada con algunas tormentas locales y dispersas con temperaturas que paulatinamente irán subiendo de forma considerable, incluso podrían ser altas para la fecha.


Abril: Tendrá un inicio de cielos muy nubosos los dos o cuatro primeros días y con más calor de la habitual para la época en la segunda semana. Sigue con nieblas en la zona centro y la costa, donde puede haber precipitaciones en forma de tormenta a partir del mediodía. El tiempo sigue indeciso y a partir del día 23, las precipitaciones llegarán por el Noroeste cambiando a Levante en pocos días reanudando las tormentas.

Mayo: Entra con poca nubosidad, al principio de la segunda semana el ambiente se hace más húmedo, con algo de viento de componente Sur Sureste. Viene un frente del Sur, que entra por Lorca, Caravaca y puede dejar precipitaciones en Calasparra, siguiendo hacia Jumilla y Alicante. A mediados de mes, estas precipitaciones pueden generalizarse y llegar a todo el Levante siendo tormentosas y con granizo. Esta inestabilidad se mantendrá hasta el día 20 o 23, cuando el tiempo empezará a calentar el ambiente.


Junio: Comienza despejado con las temperaturas subiendo. Al final de la primera decena comienza el viento, llegando a mediados de mes bajan algo las temperaturas, los días 21 ó 25, después de estos días aumenta la nubosidad, sobre todo por la zona de Vega Media y Altiplano, apareciendo las tormentas con mucho aparto eléctrico, granizo y poca lluvia. En la tercera semana suben las temperaturas, coincidiendo con la entrada del verano, con algo de viento. Sigue despejado hasta fin de mes.

Julio: Entre los primeros siete días habrá temperaturas más altas de lo normal para la época, acompañadas con vientos de componente Sur. A partir de la segunda semana continúa la subida bastante de las temperaturas y, a mediados de mes, llegan viento del Sur Suroeste. Para la semana del 19 cambia el tiempo, bajan algo las temperaturas y aparecen tormentas con muchos rayos. Desde el 24 cambia de dirección el viento de Levante y Norte, refrescando y dando paso a chubascos tormentosos con viento, aparato eléctrico y granizadas.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine