Seguridad

Paneles para frenar las rocas

Las obras de protección en la ladera del Castillo contra los desprendimientos estarán terminadas en un mes - Permitirán que la carretera que une la ciudad con la pedanía de La Parroquia sea más segura

08.12.2017 | 04:00
Las vallas para proteger las obras de la ladera del Castillo contra los desprendimientos ya están colocadas.

Los vehículos que circulen por la carretera de acceso al Castillo de Lorca estarán más seguros a finales de este mes. Y es que la Consejería de Presidencia y Fomento ha iniciado las obras de protección de posibles desprendimientos en la carretera RM-701, que une la subida al Castillo de Lorca con la pedanía de La Parroquia.

El director general de Carreteras, José Antonio Fernández Lladó, supervisó las actuaciones, que consisten en la instalación de unos postes metálicos y unos paneles, en el margen derecho de la vía, mientras que en el izquierdo se sustituirá la antigua malla por otra de triple torsión, más resistente que la anterior.

Ambos montajes tienen como objetivo impedir cualquier desprendimiento de roca en la calzada. Las obras tienen un coste superior a los 30.000 euros y quedarán finalizadas este mes. El concejal de Fomento e Infraestructuras del Ayuntamiento de Lorca, Ángel Meca, y el director general de Carretera, José Antonio Fernández Lladó, visitaron las obras.

Meca señala que «estas obras son el resultado de un requerimiento que se realizó por parte del Ayuntamiento de Lorca a la Consejería de Fomento de la CARM para mejorar la seguridad, y en su caso la estética, de este tramo de carretera junto a la antigua muralla medieval. En episodios de lluvia tienen lugar pequeños desprendimientos que ocasionan muchos perjuicios a los usuarios de esta vía y pueden causar algún accidente al tráfico rodado que transita por esta carretera. Con la intención de evitar accidentes y reforzar la seguridad se están llevando a cabo estas actuaciones que van a impedir que se produzca cualquier tipo de desprendimiento a la calzada».

Por otra parte, cuando ya han transcurrido más de seis años de los terremotos de 2011, el Ayuntamiento de Lorca sigue concediendo licencias para la reconstrucción de edificios que resultaron afectados por los seísmos.

Recientemente ha concedido tres nuevas licencias de reconstrucción a los vecinos del edificio Los Almendros, en la Avenida Fuerzas Armadas y a otros dos situados en Carretera de Granada y calle Rebolloso.

Según la concejala de Urbanismo, Saturnina Martínez, en el edificio Los Almendros, cuyos propietarios han sufrido un largo periodo de litigio con el Consorcio de Compensación de Seguros hasta poder acometer la reconstrucción, «se van a construir 32 nuevas viviendas con planta baja más otras cuatro. El edificio que carecía de garaje, dispondrá ahora de dos plantas sótano que albergarán un total de 37 plazas. El plazo de ejecución de los trabajos será de 20 meses». En cuanto al edificio ubicado en la Carretera de Granada, 15, se va a reconstruir un inmueble que albergará dos viviendas, un local y un garaje en planta baja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine