ULTIMA HORA
El juez Llarena ordena detener a Anna Gabriel pero no dicta orden internacional de búsqueda

Un museo para los exvotos de El Cigarralejo

Estos documentos fueron cedidos a la Comunidad como dación en pago por el Impuesto de Sucesiones

13.09.2017 | 04:00
Pedro Martínez y Manuel Cuadrado muestran los votos.

La Asociación de Amigos del Museo del Cigarralejo (Asamic), a través de su presidente, Pedro Martínez, y Manuel Cuadrado, hijo del arqueólogo Emeterio Cuadrado, pedían esta semana en Mula que los exvotos hallados en el yacimiento del Cigarralejo pudieran exponerse en las salas del museo de Arte Ibérico de El Cigarralejo, tal y como había querido Emeterio Cuadrado, responsable de la excavación entre los años 50 y 80, Doctor Honoris Causa de la Universidad de Murcia e Hijo Predilecto de la Región de Murcia. Esta petición ya ha sido aprobada por el consejo de Gobierno de la UMU celebrado a finales del pasado mes de julio quien apoyaba esta petición y solicitaban a la Administración Regional que los exvotos pudieran ser expuestos en las salas que el museo destinó a tal fin. Existen más de doscientos exvotos que fueron cedidos por la familia Cuadrado a la Comunidad Autónoma como dación en pago por el Impuesto de Sucesiones. Estos hallazgos arqueológicos fueron entregados a la Administración Regional en cumplimiento de los deseos de Emeterio Cuadrado que había solicitado que permanecieran en el Museo de El Cigarralejo de Mula y que fueran expuestos dignamente en el mismo, para lo cual, se dejó libre toda la planta del inmueble.

En marzo de 2010, la Comunidad publicaba en el Boletín Oficial del Estado un concurso para la musealización de estos exvotos, por un importe de 300.000 euros, pero las obras nunca se llegaron a ejecutar.

Por ello, lo que solicita Asamic es que estos fondos, de gran valor, pasen a ser exhibidos en el museo para lo que reclaman a la Comunidad que lleven a cabo lo necesario para conseguirlo. Estos exvotos forman parte de la colección procedente del Santuario del yacimiento y consta de unos doscientos ejemplares de pequeño formato 10-20 centímetros, tallados en piedra arenisca. La mayoría en forma de équidos, caballos individuales enjaezados o sin atalajes, parejas de yegua con potro, yuntas, burros o asnos. Además de un pequeño grupo de personajes masculinos o femeninos en actitud recogida y envueltos en amplios mantos.


Los deseos de Don Emeterio

Además del valor intrínseco artístico y arqueológico de dichos objetos, éstos aportan una valiosa información acerca de la espiritualidad y del ritual religioso del hombre ibérico que acudía al santuario, y es un documento de primero orden para el conocimiento de los arreos de montar de los caballos, del vestuario, adornos y complementos de los fieles, así como de los artesanos que los realizaron. Es por este motivo, y por el valor que aportan al museo, la petición que vuelvan a Mula y queden expuestos en el museo. Asimismo recuerdan que la dación realizada por la familia Cuadrado se realizó según los deseos de Don Emeterio, a su muerte, con la condición de que los caballitos permanecieran en el museo y que se expusieran en el mismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine