ULTIMA HORA
El juez Llarena ordena detener a Anna Gabriel pero no dicta orden internacional de búsqueda

Alega dificultad con el idioma para justificar sus contradicciones al declarar por maltrato

10.09.2017 | 23:28

Una mujer que presentó una denuncia por malos tratos contra su pareja, ambos magrebíes, que acabó en una sentencia absolutoria, atribuyó a las dificultades con el idioma español las contradicciones en que incurrió en sus declaraciones y que influyeron en la decisión adoptada por el Juzgado de lo Penal de Cartagena que celebró el juicio.

El fallo que ahora se ve confirmado declaró probado que en abril de 2012 esta mujer prestó declaración como perjudicada en un Juzgado de Instrucción de San Javier y afirmó que las lesiones que se recogían en el parte que aportó se las había producido su compañero sentimental. Sin embargo, el juez no consideró probada la denuncia, por lo que concluyó con la absolución de aquel en un fallo, ahora ratificado por la Audiencia Provincial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine