Lorca

Piden otra bonificación del 50% en el recibo del IBI para los afectados por los seísmos

El alcalde espera que el Gobierno de España incluya en los Presupuestos para 2018, la partida necesaria para continuar otro año con esta ventaja

16.07.2017 | 04:00
Destrozos en casas por los temblores de 2011.

El alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, pretende que el Gobierno de España, incluya en los presupuestos generales del Estado para 2018, la partida económica necesaria para continuar, un año más, con la bonificación del 50% en el Impuesto de Bienes Inmuebles para los afectados por los terremotos del año 2011.

El número de beneficiarios por la medida está en torno a los 44.000. Pese a que el alcalde reconoce que han pasado ya seis años de los seísmos y que «el Estado va desviando poco a poco el esfuerzo presupuestario hacia otros problemas en los 8.000 municipios que hay en España», considera que la necesidad de seguir ayudando a estas familias aún está vigente.

En este sentido, subrayó que persiste la necesidad de mantener la bonificación justificándolo en que «mientras quede una sola vivienda por reconstruir, no se puede dar por finalizado el proceso y eso todavía no ha ocurrido». De hecho, de las 1.152 viviendas que se demolieron, el número de ellas que han sido reconstruidas no supera el millar.

Por eso, Fulgencio Gil considera que «tendremos que seguir contando con este tipo de bonificaciones». Gil señala, por otra parte, que el equipo de gobierno «estudia la posibilidad de reducir para 2018, otro 8% del valor catastral de los inmuebles para todos los ciudadanos, como ya lo hiciera en 2017». «Es algo que quedará reflejado en la próxima modificación de ordenanzas fiscales que se llevará a cabo antes de que finalice este año», considera.

Mientras tanto, el regidor recuerda que además de la reducción en el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles, el recibo del agua potable, el sello del coche, la recogida de basuras o el impuesto de construcciones, siguen congelados. Asimismo considera que la reactivación del casco histórico seguirá impulsándose mediante la bonificación del 75% del impuesto de construcciones.

Quinto ejercicio consecutivo

En el caso de concederse por parte del Gobierno Central, 2018 sería el quinto año consecutivo de exención o rebaja en el Impuesto de Bienes Inmuebles. Los tres primeros años la exención fue del 100% y el resto del 50% para los propietarios de viviendas en la considerada como zona de máxima afección por los terremotos.

Desde que se registraron los seísmos, hace más de seis años, las medidas de exención y bonificación en la zona de máxima afección ha sido de 72 millones que no han tenido que desembolsar los afectados, corriendo por cuenta del Estado dicha cantidad que año tras año ha ido traspasando en la cantidad correspondiente a las arcas municipales.

El objetivo final del Consistorio lorquino es impulsar la economía municipal y beneficiar a los emprendedores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine