Mazarrón

Las procesiones valen más que una acampada de protesta

Respaldan la decisión de la Delegación del Gobierno de desalojar a los funcionarios durante los desfiles

01.06.2017 | 04:00

La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJ) asegura en una sentencia que estima en parte el recurso presentado por varios sindicatos y que se pueden hacer compatibles parcialmente los desfiles procesionales de Semana Santa y la acampada reivindicativa que realizaban aquellos en la plaza del Ayuntamiento de Mazarrón. La sentencia señala que la acampada se llevaba a cabo el pasado abril y que la misma había sido convocada por las organizaciones sindicales SIME, CSI-CSIF y UGT para protestar por lo que consideraban incumplimientos por el equipo de gobierno municipal de las condiciones de trabajo que habían sido firmadas.

La resolución de la Delegación de Gobierno en Murcia, dictada al recibir la notificación de la acampada, programada desde el 2 hasta el 20 de abril pasado, obligaba a los trabajadores a desalojar el espacio público ocupado en la plaza los días 13 a 16, al coincidir con los desfiles de Semana Santa, cuyo recorrido pasaba por el mismo lugar.

En el recurso presentado ante el TSJ, los apelantes alegaron que la resolución gubernativa estaba falta de motivación y que había sido dictada fuera de plazo. En cuanto al fondo del asunto, expusieron que la acampada no suponía obstáculo alguno para los desfiles procesionales por la plaza.

La Sala, al estimar solo en parte el recurso, comenta que «la Delegación del Gobierno no prohibió ni negó la concentración propuesta, sino que se limitó a imponer unas mínimas limitaciones para compatibilizar el ejercicio del derecho de reunión de los recurrentes con el derecho del resto de los ciudadanos que así lo desearan de celebrar las procesiones».

Y añadía que «es un hecho notorio que las procesiones atraen a un gran número de personas, tanto procesionistas como público en general, y que requieren de un importante espacio para los pasos y los penitentes, por lo que resulta justificado que con ocasión de su paso se desaloje el espacio ocupado en la plaza por la acampada reivindicativa de los recurrentes». La sentencia limitó esa obligación a los días 13 y 14 de abril, y no a las dos jornadas siguientes, porque en las mismas no había desfiles de Semana Santa.

La protesta de los funcionarios municipales surgió porque consideraban que sus nóminas no son las que les corresponden por convenio. De ahí que decidiesen echarse a la calle, literalmente y unos 60 funcionarios, entre ellos agentes de la Policía Local de Mazarrón, estuvieron acampados frente a la Plaza del Ayuntamiento, para exigir que se cumplan las condiciones salariales que se firmaron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine