Accidentes laborales

Veintitrés agricultores, ingresados por inhalar un producto tóxico en Alhama de Murcia

Una de las mujeres que estaba en situación grave y fue trasladada al Hospital Morales Meseguer ya está estable, consciente y orientada - Sus 22 compañeros de trabajo también han sido afectados por el producto tóxico

16.05.2017 | 18:49
Veintitrés agricultores, ingresados por inhalar un producto tóxico en Alhama de Murcia

Por una racha de viento

  • El alcalde de Alhama explicó que la intoxicación se debió a que estas personas estaban recogiendo parrales cuando, en la finca de al lado, un agricultor comenzó a fumigar. Debido a las rachas de viento, el producto llegó a los jornaleros, que se intoxicaron. Comenzaron a tener problemas respiratorios. Y de ahí, al hospital.

Una mujer era trasladada esta mañana al Hospital Morales Meseguer de Murcia en estado grave después de sufrir una intoxicación mientras trabajaba en el campo en Alhama de Murcia, indicaron fuentes sanitarias.

En concreto sufría insuficiencia respiratoria, y era la persona más grave de los más de veinte trabajadores agrícolas (la mayoría mujeres y todos sudamericanos) que, mientras recogían parrales, inhalaron un producto aún por confirmar.

Horas después, la Consejería de Sanidad indicaba que la mujer estaba estable, consciente y orientada.

El resto de trabajadores afectados fueron llevados primero a la mutua de la calle Escultor Sánchez Lozano de Murcia y de ahí a la clínica La Vega. Allí se desplazó el alcalde de Alhama, Diego Conesa, para enterarse de primera mano de qué estaba pasando.

Los síntomas que presentaban los intoxicados: vómitos, mareos y picor de garganta

Mientras, los sanitarios que han tenido contacto con ellos tuvieron que someterse a un protocolo de desinfección.

El Centro de Coordinación de Emergencias, el 112, recibía a las 12,20 horas una llamada de la mutua, situada en la calle Escultor Sánchez Lozano de Murcia, solicitando el traslado de servicios sanitarios para atender y trasladar al hospital a trabajadores agrícolas afectados.

Al lugar se han movilizado dos unidades móviles de emergencias, una ambulancia son soporte vital básico de la Gerencia de Urgencias y Emergencias Sanitarias, y tres ambulancias concertadas.

En concreto, en La Vega fueron 17 pacientes. A la clínica murciana se desplazó una patrulla de la Policía Nacional, con el fin de saber qué ha ocurrido y el estado de los intoxicados.

Fuentes sanitarias detallaron que los trabajadores están en observación (han de estar ahí al menos 24 horas) y que previsiblemente se quedará alguno ingresado, aunque aún no se puede saber cuántos.

El Instituto de Seguridad y Salud Laboral ya tiene conocimiento del caso.

Por su parte, fuentes de la Consejería de Agricultura manifestaron, preguntadas por este asunto, que ellos no actúan en la fase asistencial de casos como el que se han producido, y que sólo intervienen para asesorar y dar información sobre el tipo de fitosanitarios utilizados en el caso de que lo reclamen desde Trabajo. 
 
Desde la empresa en la que trabajaban los jornaleros, Agrifusa, apuntaron que «la compañía ha seguido el protocolo de actuación de seguridad». En este sentido, «se ha evacuado a todos los trabajadores de la zona y han sido derivados a la mutua», remarcaron.
 
«Una vez evaluada la situación por el personal sanitario, parte de los trabajadores han sido trasladados a centros hospitalarios de Murcia», señalaron en la firma. 
 
«La gerencia de la empresa transmite su máxima preocupación por la situación de los trabajadores, los ha visitado en el hospital y se ha puesto a su disposición ante cualquier necesidad que pudiera surgirles», hicieron hincapié en la compañía.
 
Su gerente, José Miguel Cánovas, indicó que el suceso se produjo «en una de las explotaciones de uva de mesa» con las que cuenta la firma. En aquel momento, comentó, se encontraba «trabajando un grupo de unas 30 personas».

Entonces «un vecino estaba haciendo un tratamiento fitosanitario, y el aire, por poco que fuese, derivó este tratamiento hacia donde estaba el grupo trabajando», manifestó. Muchos de los jornaleros comenzaron a toser y a encontrarse mal.

El protocolo, «coger a todo el personal, sacarlo de la zona y derivarlo a la mutua, para determinar si lo que pasaba era de gravedad», dijo Cánovas.
 

«Hemos actuado rápidamente para que no fuese a mayores el tema y después hemos ido a verlos a los dos hospitales. Es todo leve y está todo controlado», dejó claro el gerente de Agrifusa.
 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine