Castillo

Caravaca cura las 'heridas' de su muralla

Las obras de restauración se encuentran en su fase final y se centran en reforzar la estructura, muy deteriorada

17.09.2016 | 04:00
Caravaca cura las 'heridas' de su muralla

Las murallas del Castillo de la Cruz de Caravaca 'curan' estos días sus heridas, manifestadas en forma de grietas y pérdidas de material o humedades. El concejal de Urbanismo, Enrique Fuentes, visitaba ayer las obras de conservación, consolidación y restauración de las murallas, acompañado del arquitecto del proyecto, Juan de Dios de la Hoz, quien ha puesto de manifiesto que durante las obras, que se encuentran en su fase final, «se ha realizado un trabajo de consolidación, rejuntando una parte importante de los paramentos tanto del pretil que hay en la parte interior del recinto como los propios lienzos y las torres del exterior», matizando que «se trata de una labor compleja, debido al proceso de adiciones y modificaciones realizadas a lo largo de las siglos».

El edil de Urbanismo ha mostrado su satisfacción por el resultado de los trabajos. «Está quedando con un aspecto inmejorable», señalaba Fuentes, quien recordó que «se ha construido en el interior, una especie de acera para limitar la humedad en el subsuelo y ahora quedaría pendiente para un futuro la construcción del pavimento de la explanada, si Cultura diera el visto bueno», concluyó.

Las obras tienen un presupuesto de 400.000 euros, de los cuales el 30,6% lo aporta el ayuntamiento de Caravaca y la cantidad restante el Ministerio de Fomento.

En la práctica totalidad de las torres o lienzos de la muralla se apreciaban pérdidas de material de juntas entre sillares e incluso pérdidas puntuales de elementos pétreos, lo que ha favorecido a lo largo de los años la entrada de agua de lluvia y la acumulación de restos. Las causas del deterioro de la muralla son la contaminación y la acción de los agentes atmosféricos, sobre todo en la parte norte del recinto, donde se favorece la persistencia de la humedad que ha ocasionado manchas visibles en la estructura y un riesgo potencial de desprendimiento.

Uno de los aspectos importantes de esta obra ha sido la instalación de nuevo sistema de recogida de aguas pluviales, que minimice el volumen de las que se infiltran desde el terreno hacia las murallas. Esto se conseguirá por medio de una red de canaletas, aprovechando la pendiente existente.

Igualmente se han contemplado otras actuaciones relacionadas con la seguridad, con la colocación de elementos de protección en zonas con riesgo de caídas, sobre todo en las zonas de entrada a los aljibes y escaleras de acceso a las torres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine