Medio ambiente

Proponen un sello de calidad para los viñedos de secano de la Región

La consejera de Agricultura lo propuso ayer a la Mesa del Vino, que se reunió en Jumilla por el arranque de la vendimia

16.09.2016 | 04:00
La consejera, la alcaldesa y el presidente del Consejo.

La consejera de Agua, Agricultura y Medio Ambiente, Adela Martínez-Cachá, propuso ayer a la Mesa del Vino «el establecimiento de un figura de calidad para los viñedos de secano de la Región, ya que cuentan con unas peculiaridades que les hacen merecedores de esa distinción». Entre las características de estos viñedos de secano se encuentra su capacidad de resistencia a la pluviometría media anual, que es inferior a los 250 litros por metro cuadrado. Además, las cepas están ubicadas en zonas sin alternativa de cultivo y en explotaciones de carácter familiar.

La titular de Agricultura señaló que «estos 'viñedos singulares' son la única oportunidad de conservar cultivos que evitan la despoblación de las zonas rurales, por lo que esa figura de calidad contribuirá a asentar la población y a crear nuevas oportunidades de negocio».

La producción de los viñedos de secano se sitúa por debajo de los 3.000 kilos por hectárea, lo que repercute en unos vinos de «excelente calidad». Además, en las explotaciones se conserva la variedad Monastrell, considerada como «un patrimonio de la zona, que desde el Gobierno regional queremos potenciar», dijo la consejera.

En la Región existen un total de 18.000 hectáreas de viñedos de secano, de las cuales 11.000 se encuentran en el municipio de Jumilla.

La propuesta presentada ayer por la consejera, una vez que reciba el visto bueno de la Mesa del Vino, será tramitada por su departamento y elevada a la Comisión Europea para su aprobación.

La Mesa del Vino, que está constituida por las organizaciones profesionales agrarias COAG-IR, ADA-ASAJA y UPA; las bodegas cooperativas, representadas por FECOAM; las industrias vinícolas, representadas por ASEVIN, y las Denominaciones de Origen de Jumilla, Yecla y Bullas, se reunió ayer en el Consejo Regulador de la DO de Jumilla, coincidiendo con el arranque de la vendimia.

La consejera Martínez Cachá dio por iniciadas las labores de recolección de la vendimia. Un acto simbólico que se celebraba por segundo año consecutivo.

Adela Martínez Cachá recogía los primeros racimos de uva en las bodegas Hijos de Juan Gil, tras visitar las instalaciones de Bodegas San Isidro (BSI). La responsalbe del departamento de Agricultura espera uvas de calidad aunque las primeras previsiones hablan de un descenso en la cosecha debido a la sequía.

Durante su visita a Jumilla la consejera de Agricultura estuvo acompañada por representantes de los sindicatos agrarios COAG y UPA, el presidente del Consejo Regulador de Jumilla, Pedro Lencina y la alcaldesa, Juana Guardiola Verdú.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine