Lorca

Galicia se fija en la producción sostenible de agua y peces de Lorquí

Este proyecto europeo se basa en la reutilización del agua de sus tanques para el cultivo de sus plantas

05.09.2016 | 04:00
Galicia se fija en la producción sostenible de agua y peces de Lorquí

La directora general de Agricultura, Ganadería, Pesca y Acuicultura, Carmen Teodora Morales, visitó el viernes, junto al secretario general de la consejería del Medio Rural y del Mar de la Xunta de Galicia, Juan Carlos Maneiro, las instalaciones de la empresa Tilapias de Murcia (Tilamur S. L.), en Lorquí, donde se desarrolla un proyecto que compagina técnicas de acuicultura e hidroponía para combinar el cultivo de vegetales y peces en el mismo entorno cerrado, generando un alimento 100% sostenible.

Este proyecto, denominado 'Inapro' y financiado por la Unión Europea, tiene como objetivo establecer un proceso para la producción de alimentos respetando al máximo los recursos naturales, sin renunciar, claro está, a la aceptación de este producto por parte del consumidor. Además, persigue un uso eficiente de los recursos de agua, energía y nutrientes aportando soluciones viables para las producciones sostenibles, tanto en áreas rurales como en áreas urbanas.

Esta iniciativa promueve una técnica innovadora basada en la aquaponía, que permite elaborar de forma simultánea peces y plantas dentro de pequeños invernaderos donde el agua procedente de los cultivos de peces es utilizada para nutrir a las plantas, de forma que se genera un importante ahorro de agua.

La tecnología desarrollada por 'Inapro' contempla el uso de 100 litros de agua para producir un kilo de peces y 1,6 kilos de tomates, mientras que tradicionalmente para la recirculación acuícola y los cultivos hidropónicos se necesitan 1.100 litros de agua. Con esta técnica, Tilamur produce tilapia y tomates, con una previsión anual de producción de 7,5 toneladas de tilapia y entre 15 y 20 toneladas de tomate.

El proceso en este sistema consiste en filtrar el agua procedente de los tanques de los peces de forma mecánica y tratarla con bacterias específicas que transforman los productos de desecho de los peces en fertilizante para las plantas. Este agua tratada es transferida a un tanque, donde se le añaden otros nutrientes complementarios y posteriormente es utilizada para cultivos hidropónicos tradicionales en el invernadero, adaptándolo a las necesidades de la planta y optimizando el consumo.

Además, el agua evaporada en el invernadero se recupera mediante un sistema de enfriamiento y se vuelve a llevar a la unidad de peces. El CO2 producido en el tanque de peces también se reutiliza para el crecimiento de la planta, y también está prevista la reutilización de los lodos como abono agrícola.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine