Yolanda Castaña

"El santo es un orgullo para Torre Pacheco"

Concejala de Festejos de Torre Pacheco.

30.07.2016 | 04:00
"El santo es un orgullo para Torre Pacheco"

¿Cómo son las fiestas?
Si tuviera que destacar algo de estas fiestas, que las hacen verdaderamente especiales y únicas, es la participación de todo el pueblo. La Asociación de Mujeres, la Asociación de la Tercera Edad, la Asociación de Jóvenes, la Hermandad, la Comisión de Fiestas y los vecinos colaboran en la organización de las numerosas actividades programadas. Entre todos hacen posible que se lleven a cabo actividades durante casi un mes completo.

¿Qué tienen de especial?
Me comentaban algunos miembros de la Comisión de Fiestas de San Cayetano, que han vivido estas fiestas desde niños, que les sigue fascinando la unión entre las gentes del pueblo durante estas fechas, porque todos, niños y mayores, lugareños y visitantes, disfrutan juntos en las plazas y calles de la localidad, en un ambiente muy festivo y acogedor. También destacaría la generosidad de los vecinos. Es increíble el grado de compromiso e implicación en la organización de las actividades para disfrute de vecinos y visitantes, de una manera totalmente altruista y desinteresada. Son ellos los que hacen posible la celebración de estas fiestas patronales.

¿Cuál es su momento preferido de estos festejos? ¿Por qué?
Si tengo que elegir solamente uno, sería la noche de campanas en la víspera de San Cayetano, por ser única en la Región. Como manda la tradición, el 6 de agosto a las doce de la noche los vecinos hacen sonar las campanas en honor del patrón del pueblo hasta la mañana del día siguiente. ¡Nadie duerme! Es una celebración que atrae cada año a más visitantes, en la que todos los vecinos salen a las calles a divertirse en la verbena y a compartir un tentempié de madrugada, con el sonido de fondo de las campanas. También me gustaría mencionar la celebración del Día Internacional, el viernes 29 de julio, en el que los residentes en San Cayetano de otras nacionalidades organizan una barbacoa para todos los vecinos. Estas fiestas son un ejemplo de convivencia, tolerancia y respeto.

¿Cómo las vive la gente de la pedanía? ¿Y usted participa también de ellas?
Las fiestas suponen para ellos un punto de encuentro con sus amigos, familiares y vecinos. Estos días son la excusa perfecta para hacer un paréntesis y dejar de lado las rutinas, olvidarse del reloj y pasar unos momentos inolvidables. ¡Por supuesto que participo! Para mí fue un honor que me invitaran a co-presentar el Gran Acto de Coronación de las Reinas de las Fiestas. Fue toda una experiencia. Se eligió a una reina infantil, una reina juvenil, una reina de la tercera edad y una reina internacional. Una vez más he de resaltar el espíritu acogedor e integrador de las gentes de San Cayetano.

Dicen que el Día del Huevo Frito va gente incluso de otros municipios. ¿A qué se debe esta tradición o por qué es tan popular?
Son muchos los visitantes de otras pedanías y de otros municipios que se acercan a disfrutar de las fiestas de San Cayetano, pero sí, en este día hay mucha afluencia de público, ya que se puede degustar un magnífico plato con huevo frito, longaniza y pan, además de bebida, por un solo euro. Y todo comenzó gracias a la generosidad de un vecino de San Cayetano, que tenía gallinas y regaló los huevos para poder cocinar el plato estrella de este día.

¿Qué supone para el municipio contar con una pedanía con unas fiestas con tanto arraigo y tradición?
Supone un orgullo para Torre Pacheco que el santo San Cayetano se convierta, durante estos días, en foco de atracción turística, acogiendo a los numerosos visitantes que se acercan a disfrutar de estos días de celebración. También las gentes de San Cayetano son un ejemplo de convivencia y una inspiración para todos, por su buen hacer y generosidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine