Especial
Fiestas de la Virgen del Carmen en Lo Pagán

Un nombre con tintes históricos

El campo de fútbol José Antonio Pérez de San Pedro del Pinatar debe su nombre al que fuera alcalde del municipio, que en la actualidad dirige con éxito una cadena de panaderías-confiterías que se reparten por varias localidades

15.07.2016 | 04:00
José Antonio Pérez posa junto al cartel anunciador de los partidos en la entrada del estadio al que da nombre

El deporte es uno de los motores de San Pedro del Pinatar, una localidad que por su situación geográfica e instalaciones facilita la práctica de actividades físicas capaces de satisfacer las necesidades de sus habitantes. Dentro de la lista de instalaciones deportivas se encuentra el campo de fútbol municipal, que lleva el nombre de la persona que propuso su construcción en la década de los setenta: José Antonio Pérez.

Un plan diseñado por este pinatarense nacido en Lo Pagán, durante su etapa como alcalde, supuso el punto de partida para la creación de un recinto que desde el principio albergó los partidos del Pinatar Club de Fútbol. "Cuando tenía veintisiete años, siendo alcalde de San Pedro del Pinatar, decidí hacer el campo de fútbol por medio del Ayuntamiento, a través de una petición popular en la que colaboró todo el pueblo", afirma Pérez, que añade: "Fueron los directivos del Pinatar CF y los concejales quienes decidieron que se le pusiera mi nombre. Se celebró un pleno y ellos lo aprobaron".

Para el propio protagonista de esta historia es "un verdadero orgullo ya que en aquellos tiempos costó mucho trabajo conseguirlo". El momento culminante de aquel proceso fue el encuentro de inauguración, al que fueron invitados el Real Murcia y el Cartagena, recuerda José Antonio, que se declara apasionado del fútbol: "Aunque ahora no puedo ir tantas veces al campo, antes acudía siempre".

La responsabilidad derivada del negocio que regenta, una cadena de panaderías-confiterías, le ha llevado a establecer un orden de prioridades. Por encima de disfrutar de un partido de fútbol del equipo de su tierra está la necesidad de hacer felices a los clientes que cada día depositan su confianza en la empresa que lidera, acudiendo a uno de los diez locales que se reparten por San Javier, Santiago de la Ribera, San Pedro del Pinatar, Lo Pagán y Pilar de la Horadada. En ellos se ofrece la posibilidad de chuparse los dedos gracias a productos salados, dulces, helados en sus diferentes formas, y todo aderezado con servicios como parque infantil, catering en casa, etcétera.
"Es un sitio 10, además de las panaderías y el excelente servicio, el chikipark para los peques es el mejor que visto en cuanto a calidad-precio. Las animadoras son la bomba y la tarta de la abuela increíblemente buena!!! Vivimos en Barcelona y este verano volvemos de vacaciones, así que volveremos seguro!", se puede leer en uno de los numerosos mensajes que los clientes han publicado en el perfil de Facebook de Confitería José Antonio Lo Pagán. Una demostración del buen trabajo realizado por los aproximadamente ochenta trabajadores que integran su espectacular equipo humano, que cada día lucha por cautivar el paladar de todo aquel que cruza la puerta de uno de los locales en los que presta servicio.

La celebración de la romería marítima de la Virgen del Carmen de mañana supone un nuevo examen que se volverá a superar con una nota altísima. "En ese momento es cuando más trabajo tenemos y hay que estar al pie del cañón", reconoce José Antonio Pérez, cuya devoción por la patrona también se refleja en la réplica de la Virgen que tiene en sus dependencias; una imagen primitiva que le regaló un sacerdote y que conserva como oro en paño.

Una tarta de 340 metros

Coincidiendo con la conmemoración de una fecha tan especial, Panadería Confitería José Antonio también contribuirá de forma decisiva en la creación de una tarta gigante (340 metros y 1.200 kilos de peso), que se instalará desde la calle Antonio Tárraga hasta la iglesia de Nuestra Señora la Virgen del Carmen. Para su elaboración se utilizarán nueve mil huevos, 240 kilos de harina, 1.000 kilos de azúcar, 300 litros de leche, 360 litros de almíbar, 300 litros de leche, etcétera. Se trata de una acción con la que la Asociación Regional de Empresarios de pasteleros de la Región, presidida por Ricardo Ruiz, quiere salir de la capital murciana y darse a conocer en el resto de la Comunidad para transmitir el gusto por lo artesanal. Todos los pinatarenses y veraneantes que deseen podrán degustar esa obra maestra. No en vano, se repartirán en torno a 6.000 raciones a partir de las ocho de la tarde de mañana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine