Los regantes de Molina vuelven a la carga para que les levanten el embargo

Protagonizan una concentración frente a San Esteban coincidiendo con la celebración del Consejo de Gobierno

22.06.2016 | 18:57
Un momento de la protesta de los regantes.

Más de medio centenar de regantes, convocados por el Heredamiento Regante de Molina, se han concentrado este miércoles frente al Palacio de San Esteban, con motivo de la celebración de la sesión semanal del Consejo de Gobierno, solicitando que la Consejería de Medio Ambiente "nos apoye a nivel político y nos de solución a los 83.000 euros que nos han embargado de nuestras cuentas para hacer frente a unas subvenciones que se nos dieron hace unos años por parte de la Consejería", que entonces dirigía Antonio Cerdá.

Así lo ha manifestado en esta tercera concentración el presidente del Sindicato de Riegos de Molina de Segura, Juan Alcaide, quien ha insistido en que ese dinero se ha perdido, "lo denunciamos en los juzgados y ante la propia consejería en 2010 y 2013 y solicitamos que dejasen de entregar esas subvenciones al Heredamiento porque no estaba llegando a su destino ni se estaban haciendo las obras y queríamos evitar lo que está ocurriendo ahora mismo".

Y es que, ha denunciado, "los regantes tenemos que hacer frente al pago de unas subvenciones que no han llegado a su destino y todo el mundo lo sabía", porque, ha advertido, "había sido denunciado por los propios regantes ante los juzgados de Molina de Segura".

Tras incidir en que han denunciado todas las irregularidades que se cometieron en la Consejería de Agricultura para conceder esas subvenciones al Heredamiento Regante de Molina de Segura, cuyo presidente entonces era Juan Manuel Alcañiz, ha indicado que "éstas no fueron, en ningún momento, aprobadas en asamblea por todos los regantes".

Alcaide ha manifestado, al respecto, que esto era conocido por el anterior consejero, Antonio Cerdá, "y a pesar de ello trabajó para que esas subvenciones se acabasen dando", es decir, ha enfatizado, "de forma irregular".

El presidente del Sindicato de Riegos de Molina de Segura recuerda que "los regantes llevan ocho años denunciando las numerosas irregularidades detectadas en la gestión de unas obras gestionadas por las empresas estatales SEIASA y ACUAMED, la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente y la Junta Directiva que estuvo al frente del Heredamiento hasta el año 2013", en que fue destituida por la Asamblea General.

Desde la Asamblea celebrada en el año 2001 para aprobar un convenio de ejecución de obras por parte de SEIASA valoradas en un importe máximo de 12,3 millones de euros, "los regantes se enfrentan en la actualidad a un montante de 53 millones de euros invertidos en unas obras que no se pueden poner en funcionamiento por la falta de conexión entre los embalses construidos por ACUAMED y las tuberías instaladas sólo en parte por SEIASA".

Esto "está provocando un deterioro acelerado de las mismas, hecho que también ha sido denunciado ante las empresas estatales y la propia Consejería, cuyo silencio causa una incertidumbre aún mayor sobre el futuro de la comunidad, debido al hecho de que la viabilidad de la comunidad pasa por la puesta en marcha de dichas obras", ha señalado.

Con respecto a las obras gestionadas por parte de la Junta Directiva del Heredamiento hasta el año 2013, por un valor total de 14 millones, "éstas recibieron subvenciones por importe de 2,2 millones, cuyas denuncias ante la Consejería de Agua han conducido al inicio del correspondiente expediente de reintegro de subvenciones, el cual ha sido suspendido por auto judicial, a falta de que la comunidad pueda aportar aval para garantizar el cobro de la deuda en caso de que los juzgados desestimen las denuncias de los regantes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine