UPCT

Eligen Lorca para reintroducir en los campos de la Región de Murcia el cultivo del algarrobo

Empresas de la garrofa pondrán en marcha en octubre una parcela experimental en Almendricos

17.06.2016 | 08:40

El algarrobo es una de las especies vegetales que menos abunda en la Región, pero que, sin embargo, más retiene CO2 y, por lo tanto, mejor combate el cambio climático. Con la intención de impulsar el cultivo de algarrobos se ha organizado en la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), la IV Jornada para el fomento y mejora del cultivo del algarrobo, en la que ha participado la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica de Cartagena, la Entidad de Custodia del Territorio para la Conservación del Garbancillo de Tallante (ECUGA), el Ayuntamiento de Cartagena y las Empresas Innovadoras de la Garrofa (EiG).

A fin de que los agricultores de la Región se animen a poner en marcha este tipo de cultivos, las Empresas Innovadoras de la Garrofa pondrán en marcha una parcela experimental en octubre en la zona de Almendricos, Lorca. Esta acción ya la están desarrollando en zonas de Cataluña, Valencia y Mallorca y ahora las empresas aprovecharán que hay un agricultor lorquino interesado en plantar algarrobos para poner en marcha la experiencia piloto en la Región.

Durante las jornadas, el coordinador técnico de las Empresas Innovadoras de la Garrofa, Joan Tous, ha recordado que en los años 50 la plantación de algarrobos en el campo de Cartagena «era muy importante», una situación que cambió una década más tarde cuando se sustituyó este tipo de agricultura por la intensiva, esto es, hortalizas y árboles frutales de regadío. «Ahora hay muy pocos algarrobos y debería haber más porque es una de las especies que más retiene C02 y eso es muy importante para mitigar el cambio climático», advierte.

Actualmente, en la Región el algarrobo ocupa unas 1.000 hectáreas, que dan lugar a cosechas que oscilan entre 1.000 y 3.000 toneladas. En el Campo de Cartagena, entre los años 40 y 50 se obtenían producciones de entre las 12.000 y las 15.000 toneladas.

Una de las ventajas que dicen que tiene el algarrobo es que se puede llevar a cabo una agricultura a tiempo parcial. Argumentan que hay muchos agricultores con fincas, pero que trabajan en la ciudad, por lo que no pueden dedicarle demasiado tiempo a los terrenos que tienen. «El algarrobo no es como la alcachofa, por ejemplo, si no lo coges hoy, puedes hacerlo mañana o al día siguiente y seguirá estando igual de bien», señala.

Un problema del sector es la falta de viveros y de planta injertada. En este punto, Tous informa de que desde su organización se han llegado a convenios con el sector para que el agricultor pueda obtener planta injertada a precios competitivos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine