Sanidad

Los Arcos, primer hospital de la Región que detecta un caso de cardiopatía congénita en un recién nacido

El servicio de pediatría lleva a cabo, además, otras iniciativas innovadoras, como la atención integral de la diada madre/bebé, que aborda la importancia de la citada vinculación desde la psicología evolutiva

16.05.2016 | 17:54

El servicio de pediatría del hospital Los Arcos del Mar Menor, del área de salud VIII, es el primero de la Región que ha detectado un caso de cardiopatía congénita por 'screening pulsioximétrico' en un recién nacido. El diagnóstico se realizó la pasada semana.

La oximetría de pulso es una prueba clínica que se hace al bebé para determinar la cantidad de oxígeno que tiene en la sangre y su frecuencia cardíaco o pulso. Ésta se practica entre las 24 y las 48 horas posteriores al nacimiento con la ayuda de un aparato denominado pulsioxímetro.

El pulsioxímetro es de uso común en todos los hospitales y la prueba es fácil de realizar. Diversos estudios demuestran que la sensibilidad y especificidad de esta prueba es superior al 99 por ciento.

De este modo, en aquellos casos en los que la saturación de oxígeno es anómala se realiza una ecocardiografía para identificar con certeza la cardiopatía. Así, los facultativos podrán decidir qué tratamiento se debe seguir y, además, se contribuirá a evitar la aparición de otros trastornos graves.

Asimismo, en determinados casos, aquellos bebés a los que les hayan sido detectados defectos cardíacos tras su nacimiento podrán ser evaluados por un médico genetista, con el objetivo de identificar síndromes genéticos asociados a estos defectos.

El servicio de pediatría de Los Arcos se sumó en 2012 a las recomendaciones aportadas por distintas sociedades científicas, como las de la Academia Americana de Pediatría. Además, lleva a cabo otras iniciativas innovadoras, como la atención integral de la diada madre/bebé, que aborda la importancia de la citada vinculación desde la psicología evolutiva.

Las cardiopatías congénitas son alteraciones del desarrollo del corazón que se producen en las primeras semanas del embarazo y están presentes en el momento del nacimiento. Estas malformaciones congénitas afectan a uno de cada cien recién nacidos y son la causa del 20 por ciento de las muertes en el periodo neonatal.

En la Región se diagnostican anualmente unos 130 casos de cardiopatía congénita, una alteración del desarrollo del corazón que se detecta durante las primeras semanas del nacimiento mediante la exploración física pediátrica.

No obstante, algunos bebés son asintomáticos en el nacimiento y su patología puede pasar desapercibida en la exploración neonatal, lo que conlleva graves consecuencias posteriores.

El hospital universitario Los Arcos da servicio a los residentes de los municipios de San Javier, San Pedro del Pinatar, Torre Pacheco y Los Alcázares. En esta área de salud se registran anualmente entre 1.200 y 1.300 nacimientos. En concreto, el servicio de pediatría atiende cada año unos 700 ingresos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine