Medio Ambiente

Sólo seis de los setenta árboles de la carretera de Mula se salvarán de la tala

Medio Ambiente no descarta que se puedan conservar más ejemplares cuando Carreteras certifique si es posible instalar protecciones

25.04.2016 | 04:00
Tres de los seis árboles que han conseguido salvarse.

Todo apunta a que en pocos días comenzará la tala del arbolado de la RM-516 desde La Puebla hasta El Niño de Mula, una de las medidas incluidas en la auditoría realizada por la Dirección General de Carreteras que invertirá, en los próximos años, más de tres millones de euros en mejoras de la seguridad vial en los once kilómetros que comprenden esta vía.

Medio Ambiente ha señalizado ya el arbolado que está sujeto a medidas de protección y que debe mantenerse, y sólo ha marcado seis de los cerca de 70 árboles que se encuentran al margen de la carretera, entre los que se hallan varios olmos y unas plataneras que debido a sus dimensiones y estado no deben ser taladas. La señalización, que forma parte de un estudio de todos los ejemplares, ha consistido en una marca en el suelo y una cinta rodeando el árbol, indicativo de que el ejemplar concreto debe mantenerse.

De dicho estudio se deriva, además, la falta de conservación que han tenido los árboles de esta carretera ya que muchos de ellos se encuentran en mal estado, secos o con tumores y oquedades, a pesar de que estas últimas semanas han empezado a verdecer con la llegada del buen tiempo y su peligrosidad viene únicamente generada por la falta de espacio entre el margen de la carretera y la vía.

De todo el conjunto de árboles que componen los márgenes de esta carretera, cerca de 70, sólo seis de ellos han sido señalizados como protegidos, aunque Medio Ambiente espera poder mantener más unidades cuando empiecen los trabajos de tala y certificar sobre el terreno, junto a los técnicos de carreteras, aquellos árboles que no revisten peligro para la circulación o los que dispongan de espacio suficiente para instalar vallas protectoras.

La auditoría elaborada por Carreteras consta de tres fases. En la primera de ellas está prevista la tala del arbolado a lo que seguiría la protección de muros, mejora de taludes, mejora también en la señalización, la construcción de dos rotondas en las incorporaciones a Mula, la del cruce del Curtis, el tramo de La Canal y la mejora de la incorporación en Santa Elena, entre otras acciones.

La RM-516, que discurre en once kilómetros desde La Puebla hasta El Niño de Mula, es una vía antigua en sus dos tramos principales que soporta un tráfico diario de más de 10.000 vehículos siendo el único acceso desde la localidad y sus pedanías, a su vez que el municipio de Pliego, con la Autovía del Noroeste RM-15. El principal problema detectado son las más de 65 incorporaciones a la carretera desde caminos de huerta, algunos de ellos sin espacio para que los vehículos puedan maniobrar con seguridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine