Nuevos horizontes

El sector vacuno de Lorca pone rumbo a oriente

Ganaderos lorquinos encuentran un desahogo económico en la exportación a países árabes como Egipto o Líbano

11.04.2016 | 04:00
El sector vacuno de Lorca pone rumbo a oriente

La carne de vacuno que se cría en la Región es cada vez más apreciada en países árabes como Egipto o Líbano, según explicaron a esta redacción ganaderos lorquinos. Precisamente, hace unos días partieron hacia dichos destinos, desde el puerto de Cartagena, alrededor de 1.800 cabezas de ganado procedentes de diferentes puntos del territorio nacional de las cuales, la mitad aproximadamente, se han criado en la Comunidad, sobre todo en Lorca.

Exportar a los países árabes «está suponiendo un importante desahogo económico para el sector», explicó Juan Francisco Marín Moya, uno de los ganaderos lorquinos, quien destacó la formalidad con la que se realizan los contratos, «adelantando incluso los pagos antes de que la mercancía llegue a su destino. En este sentido hay garantía en los cobros».

Según Marín, «la situación permite a los ganaderos poder ampliar nuestras explotaciones y mercados, algo que tenemos que agradecer también a la Comunidad Autónoma, que nos apoya junto a exportadores como Ramón Pérez o Pepe Sebastián, de la empresa Bovisa», manifestó el ganadero.

Marín señaló asimismo que les exigen «calidad y buen precio, aunque hay que tener en cuenta que a ellos los portes les resultan más baratos que si lo hacen de otros países. Por nuestra parte les ofrecemos carne de calidad que no se produce en otro sitio. Por ello cada vez más se interesan por el mercado nacional», aclara.

Hasta ahora, aclara Marín, Egipto y Líbano se abastecían sobre todo de países sudamericanos como Brasil o Argentina, además de Estados Unidos o Australia, pero últimamente «han puesto su atención en España y especialmente en la Región de Murcia para lo que cuenta mucho la relación calidad-precio, lo que además supone una gran rentabilidad económica para los compradores».

Cristina Estrada, veterinaria de la empresa lorquina de Juan Francisco Marín, añade que los exportadores utilizan un programa sanitario especial para que los animales viajen en las mejores condiciones, algo que comprueban los propios compradores personalmente, «incluso aquí en España, antes de adquirir el producto», relata la profesional.

Para Estrada, «cuando vienen a hacer la compra se cercioran de que los animales están correctamente y cuando son transportados hasta el barco, los veterinarios les hacen un chequeo muy exhaustivo». Durante el viajes, los animales disponen además de la correspondiente alimentación, según aclara la citada veterinaria.

Alto control veterinario
Uno de los requisitos que se exigen para realizar el traslado, según detalla esta veterinaria, «es que los animales estén desinsectados, pues en el caso concreto de Egipto vienen veterinarios oficiales para realizar el control con el fin de que no haya animales con problemas en la piel o cojeras».

El destino de los animales en los países árabes es el sacrificio, según los ganaderos. La edad de los animales que se exportan está en torno al año de vida y un peso aproximado de 400 kilos en adelante. El tiempo que se tarda en llegar a destino ronda la semana. La capacidad de cada barco que parte de España es de unos 2.000 animales, aunque hay cargamentos de hasta 25.000 kilos, si la procedencia es de un país sudamericano.

En la Región de Murcia, según estima Marín, hay un censo de aproximadamente, 60.000 terneros de los que la mitad van destinados a la exportación. Además del vacuno, a Libia y a Líbano se exporta también ganado ovino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine