Semana Santa de Lorca

La Semana Santa de Lorca paso a paso

Pasión, desfiles y fe se unen en la ciudad durante diez largos días

15.03.2016 | 04:00

La Semana Santa de Lorca es una de las más especiales del país, ya que las protagonistas no son las tradicionales procesiones, sino los grandes Desfiles Bíblico-Pasionales que representan hechos del Antiguo Testamento con carrozas, cuádrigas y todos los elementos que acompañan a civilizaciones como la egipcia o la romana. Además, la rivalidad entre el Paso Blanco y el Paso Azul hacen que la ciudad se divida y viva con gran pasión los actos de sus cofradías.

Todas estas sigularidades han hecho que la Semana Santa lorquina tenga el reconocimiento de Interés Turístico Internacional y acudan a disfrutar de estos días miles de personas.

Los actos de Semana Santa se inician el Viernes de Dolores, con el primer Desfile Bíblico-Pasional presidido por el Paso Azul y su titular la Virgen de los Dolores. La pasión continúa Sábado de Pasión con la procesión de la Curia, organizada por el Paso Negro, en la que saca a su titular, la Virgen de la Soledad. Esta proceisón es de corte tradicional y resalta por la sobriedad y la sencillez.

Domingo de Ramos es el segundo Desfile Bíblico-Pasional de Lorca, presidido por la Curia y cuyo protagonista es el pueblo hebreo del Paso Blanco. El Paso Azul durante este desfile representa a las civilizaciones romana, etiope y egipcia y se cierra con la Virgen de la Soledad del Paso Negro.

Los días más importantes de la Semana Santa lorquina son Jueves Santo y Viernes Santo, cuando se representa el famoso Cortejo Bíblico. Son representaciones del Antiguo y Nuevo Testamento con cuádrigas, caballos y fieles vestidos de romanos, egipcios o cartagineses, mientras la ciudad se divide en Blancos y Azules, los pasos más destacados y de mayor rivalidad.

El Paso Blanco; la Muy Ilustre y Cabildo de Nuestra Señora la Virgen de la Amargura en la Real y Muy Ilustre Orden-Archicofradía de Nuestra Señora la Virgen del Rosario, es una de las cofradías más importantes de Lorca y la más antigua, ya que tiene su origen en el Siglo XV. El color que los caracteriza es el blanco con detalles morados y procesiona Viernes de Dolores, Domingo de Ramos, Jueves Santo y Viernes Santo, cuando tiene lugar el Desfie Pasional más importante y que preside. La titular de esta cofradía es la Virgen de la Amargura y tiene un museo de bordados, que se sitúa en la capilla de Santo Domingo, sede de la cofradía.

El Paso Azul; la Hermandad de Labradores, es una de las cofradías que más importancia tienen dentro de la Semana Santa. Tiene su origen en el Siglo XVI, procesiona los mismos días que el Paso Blanco y preside la procesión de Viernes de Dolores, cuando tiene lugar el primer Desfile Bíblico-Pasional. La sede del Paso Azul se encuentra en el convento de los Franciscanos y su museo de bordados está en el Antiguo Convento de San Francisco, que es el más grande de la Región de Murcia. La titular de la Cofradía es la Virgen de los Dolores, pero cuenta con otras dos imágenes más: el Cristo Yacente y el Cristo de la Coronación de Espinas.

Los días más concurridos de la Semana Santa de Lorca son Jueves Santo y Viernes Santo, cuando se representan los Desfiles Bíblico-Pasionales más espectaculares y admirados por el público.

Jueves Santo es el primero de los dos grandes Desfiles Bíblico-Pasionales de Lorca. Durente este, el Paso Blanco y el Paso Azul sacan a desfilar carros con caballos, grupos de Egipto, símbolos del Triunfo del Cristianismo o grandes carrozas que ocupan toda la Avenida Juan Carlos I de la ciudad. En esta calle se colocan palcos y tribunas para que el público pueda ver el espectáculo sin perder detalle y los devotos del Paso Blanco y Azul puedan gritar con pasión mientras pasan sus Vírgenes.

El Cortejo Bíblico, que representa al pueblo hebreo sometido por civilizaciones como Egipto o Roma; y la representación del sufrimiento de Jesús en la Última Cena. Para caracterizar mejor a los personajes del Antiguo Testamento, los miembros de las cofradías se visten con mantos de ricos bordados y desfilan a caballo, en cuádrigas o carrozas.

El Paso Morado; la Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón saca su procesión el Jueves Santo y muestra todo su patrimonio artístico en la Porcesión del Perdón. El Paso Morado saca cuatro tronos que acompañan al titular, el Santísimo Cristo de la Misericordia, portado por los Hermanos del Socorro.

El Paso Encarnado organiza una procesión por el Barrio de San Cristóbal al finalizar el Desfile Bíblico de la tarde de Jueves Santo. En esta procesión, conocida como el Silencio, participan todas las cofradías de Lorca y una representación de los Coloraos de Murcia. Esta procesión es la de mayor fervor litúrgico.

El Viernes Santo es el día más destacado de la Semana Santa lorquina. Se inicia con el Vía Crucis al Calvario por la mañana, organizado por el Paso Morado y que saca tres imágenes

El Desfile Bíblico-Pasional del Viernes Santo es el más importante de la Semana Santa de Lorca y asisten miles de personas para ver el rico patrimonio. El Paso Blanco es el encargado de presidir el Cortejo con su estandarte Guión, seguido del Paso Encarnado con la Santísima Virgen de la Soledad Coronada y el Santísimo Cristo de la Sangre, titular de dicho Paso.

El Paso Morado interviene con la procesión de la Virgen de la Piedad y el Tirular de la Cofradía, el Santísimo Cristo del Perdón, un Nazareno con la Cruz a cuestas. Tras este procesiona el Paso Azul con su titular, la Santísima Virgen de los Dolores y representa el Cortejo del recorrido de Moisés y el pueblo de Israel, con las civilizaciones egipcia y romana, hasta llegar al Triunfo del Cristianismo y la Redención de la Humanidad.

El estandarte Guión del Paso Negro separa el Cortejo Azul del Cortejo Blanco. Este último culmina la procesión con el Cortejo de la Salvación, que representa el camino hacia ella a través de las civilizaciones babilónica, romana, asiria y persa. La procesión la cierra la titular del Paso Blanco, la Virgen de la Amargura.

Durante la Semana Santa en Lorca se pueden disfrutar de otros alicientes aparte de los desfiles y procesiones, como las exposiciones del Patrimonio de las Cofradías que se pueden ver en sus sedes y en ellas se muestran las piezas de bordados más valiosas de cada una, así como las caballerizas y las naves de caballos. Otro momento destacado para ver durante las celebraciones de la Pascua es la entrada y salida de los tronos de las sedes religiosas, sobre todo la Virgen de la Amargura y la de los Dolores el Viernes Santo. También, la Recogida de Banderas de ambos pasos antes de los diferentes desfiles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine