Investigación

El coleccionista de arte de Bullas bajo sospecha

Benito Amor fue detenido el pasado martes por la posibilidad de que algunas de las reliquias que atesora hayan sido adquiridas ilegalmente - El miércoles fue puesto en libertad

12.03.2016 | 13:55

Tendrá que comparecer en el juzgado cada 15 días mientras se lleva a cabo la investigación sobre la procedencia de las obras. Los vecinos muestran su apoyo y aseguran que incluso pretendía ceder algunas piezas para su musealización.

La Guardia Civil llevó a cabo el pasado martes en Bullas una de las mayores operaciones de recuperación del patrimonio, que se saldó con la detención de un conocido vecino y coleccionista de esta localidad, Benito Amor, por un presunto delito de apropiación indebida y hurto. Asimismo, los agentes procedieron a la incautación de miles de piezas arqueológicas y de patrimonio histórico, obras de arte y objetos religiosos de considerable valor, entre los que se encuentra un 'Lignum Crucis' (un trozo supuestamente auténtico de la cruz en la que murió Jesucristo), cuya autenticidad está certificada por el propio Vaticano.

La Guardia Civil se desplazó a primera hora del martes a la vivienda del detenido, en el número 107 de la calle Camino Real de Bullas, para proceder a su registro, una operación que se prolongó hasta bien entrada la noche en busca de objetos de «gran valor eclesiástico, histórico y arqueológico» que hayan podido ser obtenidos de forma ilícita, según informaron fuentes de la Benemérita en la Región.

Hasta tres furgones de la Guardia Civil permanecieron todo el día a las puertas del domicilio de este vecino de Bullas para trasladar a la Comandancia los miles de objetos de posible origen ilícito, según aclararon las mismas fuentes, que aseguraron que la investigación por estos hechos se inició el pasado año, pero no ha sido hasta esta semana que un juzgado de Mula ha concedido autorización para proceder al registro de la vivienda.

Sólo un día después, el Juzgado Nº 1 de Mula, de guardia, decretaba la puesta en libertad del coleccionista de obras de arte Benito Amor, aunque el sospechoso tendrá que comparecer en el juzgado cada 15 días. La Guardia Civil decidió prolongar durante la jornada del miércoles la detención de Benito (que estaba siendo custodiado en los calabozos del cuartel de Caravaca de la Cruz) mientras continuaban las labores de retirada de cientos de obras de arte, objetos religiosos y piezas arqueológicas, para lo que fue necesario desplazar de nuevo a Bullas varios furgones.

Los vecinos vieron desfilar durante todo el día cuadros y esculturas de santos, sobre todo, que llamaban la atención por su gran tamaño y antigüedad, que se unieron a los ya requisados el martes

 

Apoyo del pueblo

La operación de la Guardia Civil, que investiga la posible procedencia ilícita de los objetos de la colección de Benito Amor, ha generado división entre los vecinos del Camino Real en Bullas, algunos de los cuales mostraban ayer su afecto hacia el detenido y declaraban. «si hay que ir a declarar en su favor que cuenten conmigo, que voy donde haga falta».

Tampoco el Ayuntamiento permanece ajeno a esta situación, ya que, como recuerdan los propios vecinos, estuvo a punto de quedarse con parte de las obras de Benito para musealizarlas. Al respecto, la alcaldesa de Bullas, María Dolores Muñoz, afirmaba esta semana que desconoce qué ha podido derivar en la detención e investigación de este vecino de Bullas, «ya que de todos era sabido la gran colección que tenía».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine