Lorca

Los agricultores alertan de que el agua para regar se les acabará el 8 de marzo

Están a expensas de que el viernes se apruebe un nuevo trasvase y de lograr caudales de la desaladora

25.02.2016 | 04:00

Los regantes lorquinos disponen de agua para sus cultivos solamente hasta el próximo 8 de marzo, según ha anunciado a esta redacción el presidente de los comuneros del municipio, Juan Marín, quien ha señalado, además, que la situación política por la que atravesamos está influyendo de forma considerable a la hora de tomar decisiones para solventar el problema.

Juan Marín ha dicho que la situación ante la escasez de agua «es grave y preocupante». Los regantes lorquinos, según Marín, están a expensas de lo que decida este viernes el Consejo de Ministros, ya que, en el caso de aprobar un nuevo desembalse de 30 hectómetros cúbicos, «a Lorca le corresponderían solamente alrededor de 2,5 hectómetros». Los agricultores lorquinos necesitan esos 2,5 hectómetros para poder regar en marzo y comenzar el mes de abril, considerando que a partir de mayo comienzan a reducirse las producciones y por tanto se necesita menos agua.

Marín ha indicado también que «si no tenemos agua del pantano de Puentes porque no podemos extraer más, ni tampoco del trasvase, vamos a sufrir mucho este mes de abril», para añadir que «el tiempo no está para llover y la voluntad política tampoco ayuda a tomar decisiones cuando nadie en el Ministerio se quiere mojar a la hora de tomar las decisiones que hacen falta». Marín recuerda que «si no conseguimos agua de fuera, lo vamos a pasar muy mal y, en este sentido, tenemos que ser valientes y conseguir agua de donde haya, sea de la propia cuenca o de otro sitio».

Marín recuerda que hasta ahora se han conseguido 30 hectómetros cúbicos de la planta desaladora que ya se han repartido entre diciembre y enero, más otros 25 de los pozos de sequía que acaban en febrero, «pero a partir de ahora necesitamos otros 30 para finalizar el mes de marzo y comenzar abril».

Los productos que actualmente hay plantados recolectándose y que necesitan seguir recibiendo agua, son la alcachofa, brócoli, lechuga y coliflor.

No obstante, el presidente de los comuneros lorquinos confía en que dentro de unas semanas, la desaladora de Águilas podrá aportar algo más de agua y recuerda los problemas a los que se encuentran expuestos los agricultores de La Condomina, Marchena y Cazalla «que son las zonas más perjudicadas por la falta de agua».

Marín ha dicho también que «el campo está plantado con unas condiciones extremas, donde se riega el doble de lo previsto por las altas temperaturas que sufrimos lo que aumenta la demanda de agua». «Cuando se agoten los últimos 1,8 hectómetros que nos corresponden procedentes del Sinclinal de Calasparra, nos quedamos sin agua con fecha límite el 8 ó 10 de marzo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine