Bullas

Treinta días de expulsión por acosar a una compañera en un instituto de Bullas y usurpar su personalidad

El juez ratifica la sanción que le impuso la dirección del centro en el que estudiaban

25.01.2016 | 21:12

El Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJ) ha respaldado la sanción de expulsión de treinta días lectivos de un alumno de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) que, en 2013, acosó a una compañera, a la que, además, usurpó su personalidad y colgó en las redes sociales su fotografía y número de teléfono.

La sentencia señala que este alumno de un centro educativo de Bullas consideró en un primer momento que los hechos "eran una tontería" y que no eran sancionables, sin que asumiera la gravedad de los mismos y su responsabilidad hasta que la fiscalía de Menores intervino en el asunto.

La Sala de lo Contencioso del TSJ, al desestimar el recurso que presentó la madre del menor contra la sanción impuesta, señala que la dirección del centro consideró que la conducta de aquel "era gravemente perjudicial para la convivencia escolar".

En su recurso, la madre alegó que la prueba entregada por los padres de la compañera acosada "estaba manipulada" y que el pliego de cargos no describía con claridad los hechos acontecidos, lo que había generado indefensión.

Así mismo consideró que la sanción de expulsión del centro durante treinta días lectivos "era desorbitada". Al desestimar la apelación, el tribunal dice que el expediente abierto por el colegio le fue notificado al padre el mismo día en que fue incoado y que la audiencia al alumno, que estuvo acompañado de su madre y de la instructora del expediente, se llevó a cabo en mayo de 2013.

"De manera -dice el TSJ- que no hay ninguna indefensión ni vulneración de procedimiento, y consta, además, que a los padres se les facilitó toda la documentación que solicitaron en relación con el expediente".

Señala también la sentencia que el menor reconoció los comentarios ofensivos y la autoría de la frase colocada junto al número de teléfono de su compañera en una red social.

Además, los padres, en el recurso de alzada que presentaron contra la sanción, "manifestaron que no solo no negaban los hechos imputados, sino que los reconocían de forma expresa".

La sentencia concluye que el chico no dio importancia a lo ocurrido ni mostró arrepentimiento, además de no pedir disculpas a la acosada, hasta que asumió su responsabilidad ante la fiscalía de Menores de Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine