Lorca

Luces en la sinagoga

El encendido ritual por Janucá regresa a los restos arqueológicos del castillo de Lorca

13.12.2015 | 01:16
Tras la celebración del encendido ritual hubo una fiesta de las luces.

Los restos arqueológicos de la sinagoga del siglo XV ubicada en el castillo de Lorca fueron ayer el lugar elegido para la celebración de la fiesta de Janucá, recuperada en esta localidad en 2010 después de 519 años sin celebrarse de forma pública. Tras el encendido se inició la fiesta de las luces con una degustación de sufganiots, bollos fritos envueltos en azúcar típicos de esta fiesta.

Este encendido ritual se ha celebrado desde 2010 en distintos escenarios, como la plaza de España, el palacio Huerto Ruano y la judería de la alcazaba, aunque en esta edición vuelve a los restos del templo, que volvió a acoger la celebración por primera vez en 2012 desde que en 1492 dejara de hacerse.

La Janucá es una festividad judaica que se celebra durante ocho días en la que se conmemora la derrota de los helenos y la recuperación de la independencia judía a manos de los macabeos sobre los griegos y la posterior purificación del templo de Jerusalén de los iconos paganos, en el siglo II antes de nuestra era.

La tradición judía habla de un milagro, en el que pudo encenderse el candelabro del templo durante ocho días consecutivos con una exigua cantidad de aceite, que alcanzaba solo para una jornada.

La festividad acontece el 25 de Kislev del calendario judío, fecha que acaece entre finales de noviembre y de diciembre, según el calendario gregoriano.

Esta tradición ha sido recuperada en Lorca por la Federación San Clemente, organizadora de las fiestas anuales de moros, cristianos y judíos, que la ha impulsado en los últimos años bajo el marchamo de que Lorca posee una de las mayores colecciones de España de lámparas rituales judías.

Fueron localizadas en las excavaciones de la judería hallada en el castillo de Lorca en 2003 y 20 de ellas han sido recompuestas a partir de 2.600 fragmentos de vidrio soplado.

Estas hanukillas o lámparas de aceite de ocho brazos son las que los judíos de Lorca encendían en diciembre durante la celebración del Janucá.

En esta edición, el acto de encendido fue precedido de una procesión en la que desfilaron los grupos judíos Abendanno, Leví y Aventuriel, tres de cuyos miembros encarnaron a tres de los personajes judíos más destacados del medievo lorquino: el alcaide José Rufo; el alfaque, Izaque Jahení, y el talmudista Rabí Moses Abenahyón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine