Abanilla

El río Chícamo se convierte en una reserva natural protegida por el Estado

Esta catalogación trata de preservar tramos con escasa o nula intervención humana y en buen estado ecológico

06.12.2015 | 04:00
El río Chícamo se convierte en una reserva natural protegida por el Estado

El río Chícamo, cuyo cauce pasa por la localidad murciana de Abanilla, ha sido declarado reserva natural fluvial de España junto a otros 81 lugares de interés en todo el estado español. La reserva natural fluvial es una nueva figura de protección que tiene como objetivo preservar aquellos tramos de ríos con escasa o nula intervención humana y en muy buen estado ecológico.

El listado en los que se definen estos espacios ha sido sometido a amplios procesos de consulta pública, en los que las Comunidades Autónomas han tenido un papel esencial, y ha obtenido el informe favorable del Consejo Nacional del Agua celebrado el pasado 30 de septiembre, con 81 votos a favor y solo 1 voto en contra.

El río Chícamo es un paraje bien conocido por los amantes de la naturaleza murciana. Es un lugar de gran interés geológico, botánico y faunístico. Nace en las proximidades de Macisvenda, en la zona Este del municipio de Abanilla.

Estas primeras 82 reservas naturales fluviales ocupan una longitud total de 1.755 kilómetros, y ya estaban identificadas en los Planes Hidrológicos de cuenca vigentes o bien en la revisión de éstos que ahora se encuentran en tramitación para su aprobación antes de que concluya este año.

El acuerdo se ha realizado en cumplimiento de la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea y del artículo 42 del texto refundido de la Ley de Aguas, que contempla la incorporación obligatoria en los Planes Hidrológicos competencia del Estado de estos espacios que merecen ser declarados reserva natural fluvial, un total de 135, de los que hoy se aprueban las primeros 82 zonas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine