Lorca

Han dejado huella

El Ayuntamiento reconoce a personas y colectivos que "entregan su esfuerzo por el bien colectivo"

23.11.2015 | 00:17
Han dejado huella

Lo dijo el alcalde de la ciudad, Francisco Jódar, en el acto de entrega de distinciones a personas y colectivos que han prestado su esfuerzo individual para aportar al bien común del municipio: «En San Clemente reconocemos los méritos de los hombres de hoy».

El Teatro Guerra fue ayer escenario del acto de entrega de las distinciones de la ciudad, que se otorgaron en el marco de las fiestas en honor al patrón.

Concretamente, se entregó el título de Hijo Predilecto a Antonio Gil Olcina y la Medalla de Oro de la Ciudad a la Unidad Militar de Emergencias (UME) y José María Castillo Navarro.

Además, en el acto, al que acudió la consejera de Presidencia, María Dolores Pagán, se hizo entrega del diploma de Servicios Distinguidos a la Ciudad a Rosalía Sala, Rafael Artero, Juan Perán y Agustín Aragón.

Merecido reconocimiento
El primer rector que tuvo la Universidad de Alicante, el lorquino Antonio Gil Olcina, recibió el reconocimiento por su labor investigadora y de divulgación de los problemas del agua en la cuenca del Segura.

Por su parte, el reconocimiento a la UME se hizo por su intervención en la localidad durante los terremotos de 2011, mientras que al escritor lorquino José María Castillo Navarro hizo en atención a sus méritos personales, profesionales y sociales.

Así mismo, el diploma de Servicios Distinguidos se le entregó a la profesora e historiadora Rosalía Sala Vallejo «como mujer comprometida y luchadora por la igualdad entre hombres y mujeres, siendo en 2004 Pregonera de la Semana Santa de Lorca y Premio 8 de Marzo en 2013».
Por su parte, el Hermano Mayor de la Real e Ilustre Archicofradía de Nuestra Señora del Rosario, Rafael Artero, del Álamo, recibió el premio por «su carácter participativo y comprometido con la ciudad que le vio nacer, con una amplia participación en la vida social lorquina».

Del mismo modo, el lorquino nacido en 1947 y empresario de la marca Pikolinos, Juan Perán Ramos, recibió su diploma por ser «ejemplo del emprendimiento de los lorquinos y su colaboración con la ciudad, tanto en los ámbitos sociales y culturales como en los deportivos».

Por último, se reconoció la labor de Agustín Aragón Villodre como «gran deportista lorquino», además de su contribución a la ciudad como teniente alcalde delegado de Deportes, presidente de la Hermandad de La Curia durante 11 años y del Paso Blanco.

Francisco Jódar reconoció en el acto que estas personas y colectivos merecen un «sincero agradecimiento» por influir «de manera positiva en la ciudad». El alcalde animó a los lorquinos a sentirse «orgullosos» por tener a estos vecinos «que entregan su esfuerzo individual por el bien colectivo».

Los actos por San Clemente concluyen hoy con la refriega, los actos de capitulación y el torneo medieval a partir de las 12 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine