Tribunales

Reabren un caso de imprudencia porque no había prescrito

15.11.2015 | 04:00

La Audiencia Provincial de Murcia, al estimar un recurso presentado por el fiscal, ha revocado la sentencia dictada por un Juzgado de lo Penal, que absolvió a un empresario de Jumilla acusado tras un accidente laboral al considerar que los hechos habían prescrito.

El fiscal acusó al responsable de la empresa por el delito de lesiones causadas por imprudencia grave.

Sin entrar en el fondo del asunto, el juez absolvió al acusado tras señalar que los hechos habían prescrito, y, disconforme con esa decisión, la fiscalía acudió en apelación a la Audiencia Provincial, que le ha dado la razón.

Indica el tribunal que, a la luz de la nueva jurisprudencia, las distintas resoluciones dictadas en el proceso interrumpieron el plazo de ejecución, por lo que los hechos no estaban prescritos. Así, se celebrará un nuevo juicio para esclarecer los hechos y depurar responsabilidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine