Cieza

Un regalo sorpresa por medio siglo de dedicación humana

10.11.2015 | 00:53
El sacerdote Antonio Muñoz Catalán recibió como regalo una réplica de la Virgen de las Maravillas.

50 años dejan huella y más, si es el tiempo que una persona ha dado su vida por los demás. Medio siglo de entrega a Dios y a los vecinos, de los cuales, 23 los ha pasado en Cieza. Es Antonio Muñoz Catalán, el cura de la Basílica de la Asunción que el 13 de septiembre colgaba los hábitos pero que, por la festividad de La Piedad, la comunidad eclesiástica ciezana rindió un homenaje.

Fue este domingo, en la misa de 7, cuando el párroco se despidió de sus feligreses. Ellos, a cambio, le hicieron de una réplica a menor escala de la Virgen de las Maravillas, la patrona de Cehegín, el pueblo natal del cura, esculpida por el imaginero ciezano A. J. Yuste Navarro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine