Entrevista

"Yo supe antes que la Guardia Civil lo que era la bola caída"

Iván Moya, colega del pastor que se topó con el objeto en Calasparra, cree que sería "muy chulo" que el halazgo se quedase "en un museo" en la localidad

08.11.2015 | 22:46
Moya, junto a una vista de la localidad de Calasparra.

­­«Sería muy chulo para el pueblo que el objeto se quedase en un museo aquí», tiene claro Iván Moya, colega de los pastores de Calasparra que hace unos días encontraron un objeto extraño, al parecer parte de chatarra espacial, en un paraje de la localidad. Moya asegura que él, delante de su ordenador, puso a la Benemérita sobre la pista.

Han encontrado ustedes un objeto la mar de extraño...
Yo no me lo encontré, fueron mis amigos Francisco y Juan, que estaban pastoreando por Calasparra, como todos los días. Vieron a lo lejos una especie de bola, llegaron y era muy rara. Cuando vieron que no tenía peligro, empezaron a tocarla, y a enviar fotos y vídeos al grupo de WhatsApp que tenemos.

Y gracias a Internet, la vieron ´en directo´ y es como si todos se la encontraran prácticamente a la vez...
Claro, y empezamos a decirles que, como el Ejército estaba haciendo maniobras por la zona, los avisaran, a ver si se les había caído algún artefacto. Se acercaron los del Ejército, lo vieron y descartaron totalmente que perteneciera a sus máquinas. Cuando mi amigo me dice eso, ya me pongo a investigar por mi cuenta.

A investigar qué era...
Puse en Google ´bola negra caída del cielo´. Entonces vi en los resultados unas bolas idénticas que habían caído en Australia y en Brasil. Mientras, mi compañero llamó a la Guardia Civil, por si podía ser un artilugio de esas avionetas que están rompiendo las nubes. La Guardia Civil llega, se pone a hacer fotos... y nada, no era. En ese momento yo empiezo a investigar un poco más de la cuenta.

¿Cómo encauzó sus pesquisas al respecto?
Di con la web del fabricante de ese tipo de artilugios. Subí un vídeo a mi perfil de Facebook y explotó la bomba. He tenido una repercusión muy grande. Averigüé que se trata de un artículo aeroespacial una cápsula COPV.

¿Entonces sostiene que lo averiguó usted antes que los investigadores oficiales?
Sí, yo supe antes que la Guardia Civil lo que era el artilugio. No me gusta halagarme, pero la Guardia Civil sacó la información de lo que yo investigué.

¿Qué es una cápsula COPV exactamente?
Se usa para envasar gases o combustible, la llevan las naves y las estaciones espaciales. Posiblemente esta bola haya estado en órbita con la Tierra unos 10 ó 15 años. Soy CM, me gusta navegar por Internet. La chatarra espacial suele viajar a 20.000 ó 30.000 kilómetros por hora. El cielo está infectado de chatarra espacial y, cuando cae, suele caer en el océano. Eso no se puede controlar: donde cae, ha caído. Aunque esa chatarra se suele desintegrar, cuando es muy resistente, como esta, pues no. Con esta, un vecino del pueblo, que el martes a las siete de la mañana salió a correr, dice que vio una bola de fuego por el cielo, y que la bola cayó justo donde se encontró el objeto. Y ese hombre tiene credibilidad.

Entonces, ¿le ha dado ya las gracias la Guardia Civil por ayudar, desde delante de su ordenador, a identificar el objeto?

  • La Guardia Civil no me ha dado las gracias ni nada. Estaría feo que un chiquillo de 24 años como yo les dijera de qué se trata. Y otra cosa: estaría muy chulo para el pueblo de Calasparra que la bola se quede en un museo aquí.

¿Así que está usted aglutinando apoyos en el pueblo para pedir que la bola se quede?
Algo deberíamos hacer. El Museo del Terror en Calasparra, por ejemplo.

¿Pero usted llegó a ver la bola?
Yo, cuando llegué, ya la había confiscado la Guardia Civil. Pero sí estuve en la zona, y vi el cráter que hizo. Es un cráter de un metro y 30 centímetros de profundidad, un cráter tremendo. Es que la colisión fue tremenda.

«Sólo en Murcia podía caer un meteorito hecho de cinta aislante»

  • Medios de comunicación de ámbito nacional e internacional se hicieron eco del acontecimiento de Calasparra, un suceso que ha tenido gran repercusión en redes sociales. «Una bola similar cayó en Sudáfrica en 1962 desde un cohete Atlas de la NASA», comentaba Salvador San Mateo en Twitter. «Hay un plan para limpiar estos residuos voladores», apuntaba otro internauta, con el nick Pedromorkon. Otros optaron por el chiste: «Sólo en Murcia podía caer un meteorito hecho con cinta aislante», escribía en Twitter @Petetekin, cuenta de humor con más de 72.000 seguidores. Y otros recordaron que precisamente en la Región, concretamente en Molina, aterrizó una vez el mayor meteorito caído en España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine