Sucesos

Atracan con caretas de Halloween un salón de juegos en Los Alcázares

La banda de asaltantes llevaba la cara tapada como el asesino de la película de terror Scream

02.11.2015 | 04:00
Los asaltantes, con pistola y máscara de Scream.

Un grupo de unos cinco asaltantes armados con pistolas aprovecharon la noche de Halloween del sábado pasado para atracar el salón de juegos Casino Trébol del centro comercial Las Velas de Los Alcázares.

Los atracadores irrumpieron en el local al filo de la medianoche ataviados con máscaras como la que usaba el asesino de la película de terror Scream, las cuales les servían para ocultar su rostro. Sin embargo, no llevaban cuchillo como el protagonista del filme, sino que portaban armas de fuego de pequeño calibre.

Mientras esto sucedía, en las pantallas del local de apuestas murciano se seguían los últimos minutos del partido de fútbol entre la Real Sociedad y el Celta de Vigo. Antes de que el silbato del árbitro pitara el final del encuentro que se disputaba en Anoeta los ladrones ya se habían hecho con un botín de cerca de 3.000 euros. «Menos mal que no jugaba el Barça o el Madrid, porque gracias a que era un partido flojo no había más de media docena de personas en el local», explicaron los responsables de esta franquicia de apuestas con establecimientos en Madrid y en la Región de Murcia.


¿Pistolas reales?
El sonido de las máquinas de jackpot y de la ruleta americana quedó enmudecido mientras las pistolas de los atracadores apuntaban al cuerpo de quienes minutos antes echaban monedas a las máquinas tragaperras. Según los presentes, ya después de lo sucedido, las pistolas podrían ser simuladas o de perdigones en base al pequeño tamaño de las mismas y a la apariencia que tenían.

Reales o no, la cuestión es que en un momento, sin necesidad de disparar las armas, los ladrones arrancaron de cuajo la máquina de cambio de monedas, que era del tamaño de una expendedora automática de tabaco. «La dispensadora de dinero en metálico estaba anclada varios centímetros a la pared, pero entre tres o cuatro consiguieron llevársela en volandas después de unos cuantos golpes.

No eran muy fuertes y por la forma de hablar seguramente eran españoles», indicaron las víctimas. Inmediatamente después los malhechores subieron la pesada máquina a un furgón en el que huyeron a gran velocidad. La Guardia Civil ha abierto una investigación para identificar a los autores del robo de Halloween.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine