ÚLTIMA HORA
Al menos dos muertos tras chocar un tren y un autobús escolar en Francia
Cieza

La pequeña Suahila o la fuerza de la sangre

El consulado español en Cabo Verde está comprobando si la niña de padre ciezano tiene raíces españolas para darle la nacionalidad

09.10.2015 | 08:11

El consulado español en Cabo Verde está comprobando si la niña Suahila Pilar tiene raíces españolas. Es la respuesta que ofrece tras la petición que el Ayuntamiento de Cieza en Pleno, a propuesta de una moción del grupo independiente CCCi, realizó este pasado martes para solicitar la nacionalidad española para esta niña de casi tres años. La pequeña es fruto de la relación del ciezano Antonio Javier Gómez con su pareja de origen caboverdiano.

Pilar Moreno es la madre de Antonio Javier y la abuela de Suahila Pilar Lópes Gómez Moreno. Explica que lleva más de 2 años luchando para traerse a su nieta y afirma haber gastado ya casi 18.000 euros entre viajes, ayudas a hija y nieta y papeleos a pesar de no tener una situación económica holgada. Asegura que su hijo ya remitió a las autoridades del país africano todo tipo de documentación que acreditan su procedencia ciezana y española, por lo que se muestra extraordinariamente sorprendida de la solicitud que ahora hace la embajada española en Cabo Verde.

Pero es más, el joven Antonio Javier ha querido llegar incluso más lejos y ha mostrado su disposición a hacerse las pruebas de paternidad, aunque reclama que le sean sufragadas económicamente puesto que su situación económica, sin un empleo estable, no le permiten afrontar ese gasto que estaría en torno a los 1000 euros.

Interés superior del menor
Los abogados de la familia de la menor creen que el caso está rozando «lo esperpéntico» y recuerdan que el Ministerio está desoyendo el que en derecho se denomina 'Favor Filli', es decir, el interés del menor como criterio prevalente en la mediación familiar. Los letrados insisten en que el padre se declaró como tal en el momento del nacimiento de la pequeña y así figura en el Registro Civil del país africano.
Un calvario que dura dos años

El calvario para Antonio Javier y su madre Pilar comienzan en el momento que deciden conseguir la nacionalidad para la niña, que nació en el 15 de mayo de 2012. El propósito entonces era el de trasladarse a vivir a España.

Sin ningún tipo de explicación, según afirman, la embajada ha venido negando tanto la nacionalidad como el visado, razón por la que decidieron dar el paso, primero recogiendo firmas y después requiriendo a los medios de comunicación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine