Trámites

La CHS da los primeros pasos para el proyecto

08.09.2015 | 04:00

La Confederación Hidrográfica del Segura ha iniciado la tramitación de los expedientes de expropiación forzosa de terrenos para construir la tubería que llevará el agua desde la planta desaladora Águilas Guadalentín hasta los regadíos de Lorca y Totana. Las obras, que tienen un presupuesto de 20 millones de euros fueron declaradas de emergencia y forman parte de las medidas especiales incluidas en el Decreto de Sequía del Ministerio de Agricultura para la cuenca hidrográfica del Segura.

Los terrenos que serán expropiados pertenecen a 261 propietarios y levantamiento de acta previa a la ocupación de los bienes y derechos afectados por las obras comenzó el día 2 y se prolongará hasta el 11 de septiembre en los ayuntamientos de Lorca y Totana, donde están siendo citados los propietarios afectados. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), a través de la CHS, adjudicó en julio por 20 millones de euros los trabajos de emergencia para la construcción de esta conducción.

Los trabajos consisten en la ejecución de los cuatro tramos de la conducción principal para desplazar el agua hasta estas zonas regables, particularmente afectadas por la sequía.

Se trata de la instalación de una conducción de 27,5 kilómetros de longitud y 1.200 milímetros de diámetro y las obras han sido adjudicadas a Construcciones ALPI S,A; OHL; Avance y desarrollo de Obras S.L y Aquambiente, Servicios para el Sector del Agua, SA.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine