Mazarrón

El juez envía a prisión a cinco implicados por la reyerta de Mazarrón

Dos de los imputados están de acusados de homicidio además de tentativa de homicidio y tenencia ilícita de armas

05.09.2015 | 18:46

El titular del juzgado número 3 de Totana ha ordenado prisión provisional para cinco de los implicados en la reyerta mortal qen la que el pasado miércoles resultó muerta una mujer de 60 años. El juez imputa a dos de los detenidos por homicidio y por otras dos tentativas de homicidio al creer que tuvieron intención de acabar con la vida de otros participantes en la pelea. También están imputados por una tenencia ilícita de armas. El tercero de los imputados está acusado de tentativa de homicidio/asesinato y tenencia ilícita de armas, el cuarto por tentativa de homicidio y el quinto implicado será enviado a prisión por un delito de tenencia ilícita de armas.

En total hay siete detenidos en ese caso de pelea entre dos familias gitanos. El inicio de la riña pudo haber sido el atropello intencionado a un hombre de 30 años por un clan rival, y que se encuentra en el hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia.

Tras este atropello se inició una lucha entre ambas familias, y varias personas se vieron implicadas en las agresiones con arma blanca en las que, finalmente, una mujer de 60 años resultó muerta y su nieto, de 15, herido muy grave con un corte en el cuello del que fue atendido en el hospital Santa Lucía de Cartagena.

El resto de heridos son una mujer de 64 años, que está en la Arrixaca; un hombre de 41, en Cartagena, y uno de 33, que presenta heridas leves, que está en el Rafael Méndez de Lorca.

Se desconoce el detonante de esta pelea entre los clanes, integrados por personas de origen humilde, algunas de las cuales ocupan viviendas, cuyos vecinos quieren que abandonen tal y como han solicitado al consistorio alegando motivos de seguridad. El Ayuntamiento ha anunciado su intención de buscar a los propietarios de las viviendas ocupadas.

De hecho esta mañana hubo un fuerte dispositivo policial a las puertas de los juzgados ante la posible presencia de miembros del clan al que pertenecen los detenidos que hoy han ingresado en prisión.

El Ayuntamiento quiere limpiar el edificio de 'ocupas'
El edificio de Mazarrón en el que reside buena parte del clan Los Pelayos (Principado Azul), seis de cuyos integrantes fueron detenidos el jueves tras la reyerta mortal que se saldó con una fallecida y cinco personas heridas graves, es un foco de problemas desde hace tiempo y de ello dan fe sus vecinos que desde hace dos años vienen denunciando ante el Ayuntamiento la complicada situación que sufren por la presencia de ocupas en muchos de sus pisos. Así lo confirmó ayer la propia alcaldesa de Mazarrón, Alicia Jiménez, que anunció que el Consistorio está trabajando para solucionar la situación de viviendas ocupadas en la zona del suceso.

El objetivo es desalojar los pisos ocupados y restaurar la normalidad en el barrio, como ya ocurriera hace unos años, según la alcaldesa, que recordó que hace dos legislaturas, el Gobierno municipal del PP ya actuó en ese mismo edificio, desalojándolo y restaurándolo.

Por ello, y dado que el edificio no es de titularidad municipal, el Ayuntamiento contactará con los propietarios de los pisos ocupados, entre ellos entidades bancarias, para que inicien los procedimientos que sean oportunos para desalojar los inmuebles. Con este plan de actuación, Alicia Jiménez confía en que en los próximos meses se pueda devolver también la normalidad al barrio.

La alcaldesa también quiso dejar claro que la reyerta sucedida en la calle Lardines y Mariano Ruiz «es un hecho aislado y nada tiene que ver con la realidad del municipio».

«Encontrarnos con un hecho así ha sobrecogido a la población», pero «se trata de una alarma social injustificada» y «estamos tratando de devolver la normalidad e instaurar la seguridad de manera continua durante estos días posteriores al suceso».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine