Agricultura

El pimentón, en números rojos

Productores del Bajo Guadalentín alertan de la difícil situación del sector, copado por pimientos importados que suponen ya el 95% de la producción

04.09.2015 | 04:00
El pimentón, en números rojos

El sector del pimentón en la Región atraviesa su momento más negro con una producción copada, hasta en un 95%, por pimientos importados de países como China, según denuncia la Unión de Agricultores del Bajo Guadalentín que alerta de que «si la consejería de Agricultura de Murcia no adopta medidas con carácter inmediato, parecidas a las tomadas en la otra zona de producción española (Extremadura), el pimiento de pimentón producido en la Región desaparecerá y con él la Denominación de Origen Pimentón de Murcia.

Las cifras son demoledoras según señalan desde COAG: de las 22.000 toneladas de pimiento seco o cáscara que la Región producía en 1985 –hace 30 años– se ha pasado, según los datos de la misma Consejería, a 1.300 TM el año pasado 2014, «que pueden verse sustancialmente rebajados esta campaña 2015 si se confirma la disminución de cosecha estimada en entre un 20-25%».

También recuerdan desde COAG del Bajo Guadalentín, que frente a esa producción regional de 1.300 TM de pimiento seco para pimentón, según los datos del ICEX (Instituto de Comercio Exterior), en 2014 los empresarios pimentoneros de Murcia importaron más de 30 millones de kilos de diversos países, 25 de ellos (el 83%) de China.

Por lo que, según se desprende de esos datos estadísticos, por cada kilo de pimiento seco para pimentón que se produjo en la Región de Murcia en 2014, se importaron 23 kilos, un 83% de ellos desde China.

Al problema de la avalancha de productos importados se suma, según COAG, «que hay varios industriales pimentoneros que aún no han pagado a los agricultores el pimiento contratado y puesto a su disposición entre octubre y noviembre de la pasada campaña 2014. Y ello a pesar de que, según la normativa de aplicación, debían de haber abonado el pimiento seco o 'cáscara', en el plazo máximo de dos meses desde que se puso a disposición del comprador».

Según afirman desde la COAG del Bajo Guadalentín, de fuentes cercanas a los agricultores que aún no han cobrado, «la única razón que al parecer aducen los industriales pimentoneros morosos, es la de que el producto contratado no les es rentable porque lo pueden comprar de China a menos de la mitad de precio». Ante esta situación, «no habrá ningún productor ni ningún industrial que tenga interés en que se certifique que su pimiento se ha producido o elaborado en Murcia y que así se acredite por un órgano oficial y un sello que aparece en el envase, porque no habrá ningún cliente ni industrial ni doméstico, que valore esa certificación de la D.O.P. como un elemento y garantía de certificación del Origen de Murcia».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine