Jumilla

Los picos y las brochas vuelven a Jumilla

Tras un periodo de inactividad de cinco años, se reactivan las excavaciones en el Poblado de Coimbra del Barranco Ancho

28.08.2015 | 04:00
El calor no impide que los jóvenes estudiantes acompañen a los arqueólogos.

Tras un periodo de inactividad de cinco años debido a la crisis económica, vuelven las excavaciones al Poblado de Coimbra del Barranco Ancho, en Jumilla.

El arqueólogo jumillano Emiliano Hernández Carrión explicó a LA OPINIÓN que «gracias a un convenio con la Universidad de Murcia se llevan a cabo esas excavaciones en la que participan cinco profesores: José Miguel García Cano, director del museo de la Universidad de Murcia, Juan Gallardo; Fran Ramos; José Javier Martínez y Emiliano Hernández, director del museo de Jumila, junto a un grupo de dieciséis alumnos». Un equipo que tratará de poner en valor la riqueza de vestigios en la zona, y de reivindicar la importancia que tiene el seguir realizando proyectos de excavación allí.

El trabajo en la zona arqueológica está absolutamente pautado: por la mañana, los alumnos se trasladan al Santuario de Coimbra del Barranco Ancho, situado a unos cinco kilómetros de la localidad, y por las tardes tienen lugar clases teóricas, que se imparten en el museo arqueológico Jerónimo Molina y que sirven para ampliar los conocimientos sobre arqueología y las características del enclave jumillano.

En la última excavación, realizada en el año 2010, fueron localizadas 230 sepulturas. Con el objetivo de que la reanudación cinco años después de estos trabajos ofrezca nuevos hallazgos, estos días, la empresa patrimonio inteligente realiza trabajos en la entrada de carruajes al poblado.
Las tareas de investigación se llevan a cabo en la habitación M, que en el año 1.950 fue excavada por Jerónimo Molina. Se trata de una zona de pequeñas dimensiones al lado de una zona industrial.

Las excavaciones en el conjunto de Coimbra del Barranco Ancho de Jumilla (formada por un poblado, tres necrópolis y un santuario ibérico dedicado a la Diosa Tani) se iniciaron en el año 1977 por el impulso de la catedrática Ana María Muñoz. Cuatro años más tarde apareció la estela funeraria de los Jinetes Ibéricos, comparada a la Dama de Elche, que se encuentra en el museo arqueológico de Jumilla y que ha participado en exposiciones celebradas en Berlín, Madrid, Barcelona y Sevilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine