Operación

Se llevaban corderos de una granja de Fuente Álamo

Cae un clan familiar - Sacrificaban y troceaban a los animales según las doctrinas suníes

19.09.2014 | 16:08
Se llevaban corderos de una granja de Fuente Álamo
Se llevaban corderos de una granja de Fuente Álamo

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado la ´operación CALOYO´ para esclarecer una serie de sustracciones de corderos en una granja de Fuente Álamo, que se ha saldado con la detención de tres personas, dos de ellas menores de edad, como presuntas autoras de delito de hurto.

Las actuaciones, enmarcadas en el ´Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas´, se iniciaron el pasado mes de junio, cuando el propietario de una granja de ganado puso en conocimiento de la Guardia Civil, mediante la correspondiente denuncia, que se habían sustraído gran cantidad de corderos en varias ocasiones.

Agentes del Equipo ROCA (contra robos en el campo) iniciaron entonces la investigación para esclarecer los hechos, en un principio a través de minuciosas inspecciones técnico-oculares con el objetivo recabar indicios sobre la forma de comisión de los robos, unas actuaciones iniciales cuyo resultado sorprendió a los investigadores ya que, aparentemente, no se apreciaban evidencias de empleo de fuerza, por lo que la línea de investigación se orientó al entorno laboral de la empresa.

Poco después se constató que tras la sustracción de los corderos, presuntamente, se encontraba un trabajador de la granja, logrando descubrir, además, su forma ilícita de actuación.

Modus operandi
De la investigación desarrollada se desprende que el grupo delictivo lo conformaba un trabajador de la granja, junto con sus dos hijos –menores de edad–, todos de nacionalidad marroquí. Para acceder a las instalaciones se valían de las llaves que tenía en su poder el empleado y líder del grupo.

Llevaban a cabo los robos durante la noche, para evitar ser detectados, motivo por el cual también eran cuidadosos a la hora de sustraer los corderos, cometiendo numerosos hechos, pero sustrayendo pocas cabezas de ganado en cada uno de ellos.

Se ha podido constatar que la finalidad del grupo desmantelado era comercializar la carne a marroquíes de diferentes localidades, como Fuente Álamo, Cartagena o Murcia. Además, la investigación ha permitido averiguar que, con motivo de la celebración del ramadán, el ganado era sacrificado, troceado y envasado según las doctrinas suníes.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, la Benemérita ha localizado y detenido a los tres integrantes del grupo delictivo, como presuntos autores de delito continuado de hurto que, junto con las diligencias instruidas, han sido puestos a disposición de las autoridades judiciales competentes.

El análisis de la información obtenida durante la investigación ha permitido constatar que los ahora arrestados, presuntamente, sustrajeron 33 corderos de la explotación ganadera.

Enlaces recomendados: Premios Cine