23 de abril de 2018
23.04.2018
Prueba

Ford Fiesta 5P. St Line 1.0 Ecoboost 125 Cv: que empiece la fiesta

Es un acabado muy llamativo que además potencia las sensaciones al volante, redondeado por sus 125 CV

23.04.2018 | 13:06
Ford Fiesta 5P. St Line 1.0 Ecoboost 125 Cv: que empiece la fiesta

No solo hay contiendas encarnizadas por la cuota de mercado en el universo ´SUV´, también en la categoría de los ´cuatro metros´, las marcas últimamente están haciendo de las suyas presentando modelos que son cada vez más vistosos y polivalentes. La séptima entrega del Ford Fiesta atesora más de 40 años de historia y ha sabido evolucionar con los tiempos para convertirse en uno de los mejores de su clase, algo que hemos confirmado después de bajarnos de una bonita unidad de pruebas con el acabado deportivo ST Line. Una estética que se puede combinar con varias mecánicas y en las dos carrocerías disponibles: tres y cinco puertas.

El nuevo Fiesta mide 4,04 metros de longitud, un formato que, como hemos comprobado, no solo se circunscribe al ámbito urbano, sino que resulta perfectamente válido para viajes gracias a su espacio interior, un maletero ya de cierta capacidad (ronda los 300 litros) y mecánicas muy solventes. Su plataforma está basada en el modelo anterior, pero gana en rigidez, presentando su carrocería un aspecto muy moderno con un interior bien rematado. Nos ha gustado también el puesto de mandos, que recibe un tablero de instrumentos muy completo, como suele ser habitual en los vehículos de la marca, y la calidad de los materiales empleados es buena. La pantalla del sistema multimedia está en una posición visible y puede ser de varios tamaños, dependiendo del acabado. Vemos muchos huecos de distintos tamaños repartidos por todo el interior, incluyendo uno muy práctico en el reposabrazos de las plazas delanteras.

Acabado y tacto deportivo

Como hemos dicho, el nivel ST Line aporta una apariencia más deportiva, sin llegar al tope de gama de 200 CV. Así, los Fiesta ST Line, además de aparecer con unos paragolpes de aspecto ´racing´, unas taloneras prominentes y unas llantas diferenciadas de 17 pulgadas, bajan su carrocería un centímetro e instalan unos amortiguadores un poco más firmes para aumentar el tacto directo al volante. El interior también se define con unos asientos que sujetan mejor la espalda y varios detalles metálicos. Este acabado está disponible con las mecánicas diesel de 85 y 120 CV y gasolina de 100, 120 y 140 CV. Nosotros hemos contado con una unidad de gasolina con la potencia intermedia de 125 CV, que da una respuesta muy viva con un consumo muy ajustado.

En marcha, el tricilíndrico EcoBoost de un litro sorprende por su respuesta, convirtiendo al Fiesta en un coche rápido gracias también a su peso de algo menos de 1.200 kg. Las sensaciones están muy logradas y el paso por curva nos ha parecido algo más rápido que el de algunos compactos más potentes. Además el consumo de gasolina, como hemos señalado antes, llama la atención por sus 4,3 litros homologados (alrededor de un litro más en nuestras pruebas). La caja de cambios asociada es manual de seis relaciones, precisa y bien escalonada.

Dotación y precio

A los elementos diferenciadores de esta versión ST Line se suman los sistemas de serie en toda la gama (aire acondicionado, programador de velocidad, ordenador de viaje o aviso por salida de carril, entre muchos otros). Hay más elementos disponibles para la seguridad, como la corrección de la dirección para mantener la trayectoria (durante unos segundos), el asistente de cambio de luces, el aparcamiento asistido, el programador de velocidad con radar o la frenada de emergencia en ciudad que puede actuar incluso de noche.

El precio del Ford Fiesta ST Line 1.0 EcoBoost parte desde los 13.600 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor

 

¡Suscríbete a MOTOR!

¿No quieres quedarte sin tu ejemplar? Compra la edición del día por sólo 0,99€ o edición de fin de semana (sábado y domingo, con edición impresa) por 17,95€ al mes


Enlaces recomendados: Premios Cine