26 de febrero de 2018
26.02.2018
Prueba

KIA Stonic 1.6, polivalencia urbana

La opción diésel del encantador modelo coreano es válida para salir a la carretera y además tiene un consumo de risa

26.02.2018 | 17:28
KIA Stonic 1.6, polivalencia urbana

Hace unas semanas pudimos disfrutar de una unidad del nuevo Stonic de Kia movida por el excelente tricilíndrico de gasolina de un litro y 120 CV, y ahora hacemos lo propio con la opción diésel de 110 CV, procedentes de un bloque de 1,6 l.

Diseñado para el público europeo que ha puesto de moda el segmento de los 'SUV' de tamaño compacto, el Stonic es un vehículo de 4,14 metros de largo que presenta una imagen muy juvenil y desenfadada. Las protecciones de la zona baja de la carrocería, así como una altura libre al suelo de 18 centímetros, aumentan su atractivo frente a modelos de la misma casa, de planteamiento más urbano, como el Rio. Si por fuera muestra una vista más rompedora, dentro continúa esa tónica con un habitáculo bien diseñado, de materiales buenos para la media generalista y un diseño alegre y ergonómico del salpicadero. Nos hemos sentido a gusto en todas sus plazas, aunque la del centro de la fila trasera tiene las limitaciones obvias de la anchura de su categoría. Completa su bien planteado interior un maletero de formas interiores cuadradas (así se aprovecha mejor) de 332 litros de capacidad de carga.

Motorizaciones y manejo
La gama ha comenzado la comercialización con dos mecánicas de gasolina, el 1,2 l. de 84 CV y el 1,0 l. de 120 CV, y nuestro protagonista, el diésel de 110 CV (1.6 CRDi). En todos los casos, las cajas de cambios son manuales, de cinco relaciones para el de 84 CV y de seis para el resto. La tracción va siempre a las ruedas delanteras.

Nuestro Stonic 1.6 CRDi de 110 CV es muy solvente, acelera casi tanto como el que probamos de gasolina con 120 CV (incluso notamos algo más empuje a bajo régimen), sostiene cruceros altos también en repechos y además gasta poquísimo (algo más que la media homologada de 4,2 litros por cada 100 km). Aguanta muy bien las curvas, es tan ágil como el de mayor potencia que hemos mencionado, y eso que pesa unos 80 kg más. Esto nos hace pensar que puede soportar más caballaje del que monta en la actualidad. Bien aislado (a la altura de las marcas de referencia), su motor se deja escuchar en el interior solo en fases de aceleración pero con un sonido agradable y bien filtrado. Otra mención merecen el ajuste de las suspensiones, confortable sin restar confianza en apoyos fuertes y también el puesto de conducción, al que no podemos ponerle ningún 'pero' (postura óptima con muchos reglajes, panel de instrumentos con información sobrada, un volante lleno de mandos y una visibilidad hacia todos los ángulos a la que ayudan los grandes retrovisores).

Equipamiento
El nuevo Stonic se vende con tres acabados: Concept, Drive y Tech. El primero monta elementos como las luces de marcha diurna con Led, las barras en el techo, una pantalla para el sistema ,multimedia de 7 pulgadas, el programador de velocidad con limitador, el sensor de luces, el aire acondicionado y las llantas de 15 pulgadas (17 pulgadas para las versiones de 110 y 120 CV). El siguiente nivel añade los retrovisores plegables, la navegación con cámara de aparcamiento trasera integrada, las lunas tintadas, los sensores de lluvia y de aparcamiento delanteros y el climatizador. El acabado Tech incluye el 'Advanced Driving Assistance Pack', un paquete que es opcional en las otras dos versiones y que contiene el detector de fatiga del conductor, el mantenimiento de carril, el cambio de luces entre carretera y cruce automático, la frenada de emergencia y la pantalla de 3,5 pulgadas en la instrumentación, además del acceso y arranque sin llave, la tapicería diferenciada y los pedales de aluminio.

El Kia Stonic 1.6 CRDi de 110 CV tiene un precio de partida de 15.970 euros con el acabado Concept; el intermedio Drive sube hasta los 17.420 euros y el tope de gama Tech cuesta desde 18.720 euros. Como ocurre en el resto de modelos del fabricante, el Stonic cuenta con los interesantes 7 años de garantía.

Prestaciones
La versión diésel del Kia Stonic, con los 110 CV, tiene un gasto medio homologado de 4,2 litros por cada 100 km; acelera hasta los 100 km/h desde parado en 11,3 segundos y alcanza una punta de velocidad de 175 km/h. Las emisiones son de 109 gr/km de CO2

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor

 

¡Suscríbete a MOTOR!

¿No quieres quedarte sin tu ejemplar? Compra la edición del día por sólo 0,99€ o edición de fin de semana (sábado y domingo, con edición impresa) por 17,95€ al mes


Enlaces recomendados: Premios Cine